Pasear, vetar, rosquear

mct-la-rueda-de-la-fortuna

Aquí, en la fría ciudad de Milano, nos recuerda Ambrosio que ‘Cum Romae fueritis, Romano vivite more’(‘Cuando a Roma fueres, como romano vivieres”), lo que quizás sea la premisa purpúrea y resonante desde el siglo IV que encarna la gestión universitaria próxima al aniversario de la Reforma.

Siguiendo a pie juntillas el consejo de Ambrosio, el Dr. Hugo Juri se dedica en su segunda estadía al frente del Rectorado a emular a su líder de turno y mientras la UNC derrocha actividad, el médico se fue de vacaciones como el presidente Macri (aunque por cierto, no vino a Roma).

Una vez más se tornan evidentes que los denonados intentos del rector por dejar en claro que está en condiciones de ser parte del “mejor equipo de los últimos 50 años” lo obligan a hacer esfuerzos ciclópeos. Sin embargo, como no está -todavía- entre sus atribuciones el poder de veto, se tiene que contentar con ejercer su superioridad a través de la suspensión de antiguas órdenes y derogar la aplicación de resoluciones pasadas.

Nadie puede precisar si lo hizo con una firma digital, dejando una hojita en blanco firmada o consiguiendo un buen imitador, pero el Dr. Juri ordenó una pausa en la aplicación de la Resolución Rectoral 2568/2016 hasta que se expida la Dirección de Asuntos Jurídicos en plena ausencia.

Como puede constatarse siguiendo los enlaces del DIGESTO, la tan mentada Resolución establecía: “Disponer la realización de una auditoría externa económico-financiera integral en el ámbito de esta Casa, por el período comprendido entre el primero de enero de dos mil ocho y el treinta y uno de diciembre de dos mil dieciséis” y mencionaba entre los vistos “la denuncia penal formulada por el Sr. Fiscal Federal Guillermo Marijuan en contra de la mayoría de la Universidades Nacionales por supuestas irregularidades en el manejo de fondos públicos”.

Podríamos conjeturar cuanta versión rumorosa se extendió en los bosques de Ciudad Universitaria en días pasados sobre la causa de esta decisión tomada en el éter de la sociedad de la información. Se dice que los rectores anteriores pusieron el grito en el cielo, que los actuales y anteriores decanos de algunas facultades que manejan mucho dinero se pusieron nerviosos, que un análisis preliminar permite calcular que se debía gastar una fortuna en esa auditoría, que la carrera política del Rector lo obliga a mostrarlo como una persona confiable, y muchas interpretaciones más.

Lo cierto es que el principal motivo de esta marcha y contramarcha en los planes es que originalmente la coordinación de esta iniciativa iba a estar en manos de “los muchachos” pero el ánimo componedor del Rector arruinó la brillante idea y  lo llevó a conformar la comisión con los Contadores Ángel TAPIA, Hugo PRIOTTO y Osvaldo RIPETTA, con lo que dos decanos y un secretario que se estaban relamiendo porque iban a incluir a los Drs. Carolina Scotto y Francisco Tamarit bajo el manto de sospecha de “se robaron todo”, perdieron interés en el tema.

El Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira le puso el punto final a la discusión: “No sé cómo lo quieren arreglar, pero esta resolución yo no la firmo, no estuve de acuerdo antes y esta vía de solución es un nuevo error” y así se pergeñó esta rareza: la RR 1/2017 fechada el 1° de febrero de este año y que, como para evidenciar la ausencia del Rector, tuvo que esperar más de una semana para ser acompañada por la RR 2/2017, que sí fue firmada por el incombustible decano de la Facultad de Derecho y que será materia de aproximadamente 32 mil elucubraciones.

Anuncios

Cada cual atiende su juego

aldon

Que un médico cordobés ex ministro de De la Rua, que un antiguo reformista sin más virtud que la de haber encarnado las funciones de decano y rector a fuerza de coraje y astucia, se interne en el fango de las negociaciones y enfrente serenamente a la acción colectiva del nuevo sujeto estudiantil para tallar su busto en el bronce de la historia, parece de antemano imposible.

El ocaso de la reunión dejaba un sabor extraño en el ambiente. Siempre permanecían los cinco, todos juntos o en tribus, haciendo comentarios y raccontos exagerados de lo que en realidad había ocurrido. El ritual ocultaba la verdadera intención que era medir las posibles consecuencias de los acuerdos que trabajosamente –o a fuerza de casualidad- habían alcanzado minutos antes.

Santa Cecilia de Roma musicalizó el martes de acuerdo a sus armonías, lo que para el devoto Vicerrector significó salir a las apuradas para pergeñar algún ardid que le permitiera seguir entorpeciendo con sutileza la elección directa a la que jamás había respaldado. Los fines y los principios suelen enredarse y le complican al Dr. Yanzi Ferreira continuar el disimulo ante los muchachos que garantizarán su investidura los próximos 29 meses que le queden de mandato.

El Rector tuvo que salir corriendo como quien asiste a una emergencia para atender los medios de comunicación que lo aguardaban en la puerta de su despacho. En su racionalidad sabía que debía dejar a los decanos en una encerrona: después de todo, habían agitado tanto la directa, solo con la intención de ocultar su interés en cambiar la correlación de fuerzas, que ahora no podían negarse. Se veía a sí mismo como en un sueño pensando más en los libros que en los diarios, trascendiendo a la historia como el Rector que concretó la elección directa en la UNC, desnudando los grandes fracasos del progresismo simbolizado primero en Scotto y algo borroso, luego en Tamarit.

Uno de los frecuentes contertulios, en su carácter de exdecano y actual funcionario, asintió ante la propuesta del Rector. No lo elogió excesivamente, pero hizo las cuentas sobre como los iba a complicar a los que se la habían jugado a fondo y ahora debían explicar la mesura.

Uno de los decanos jóvenes arguyó mascullando que la posición que él venía sosteniendo era avalada por toda su facultad y que por lo tanto no podía dar marcha atrás sin una consulta a su comunidad. Todos disimularon la sonrisa frente a tal ataque de democratismo del “Sí, se puede”.

El otro no dijo nada, dejó transcurrir la reunión con gesto distraído, pero quienes lo conocen bien saben que estaba muy concentrado. Sus pensamientos deambulaban por aquellos carriles que le permitieran dar un apoyo a la iniciativa del Rector y conseguir lo que buscaba.

Su primera conclusión fue que había que aprobar la incorporación de todas las corporaciones que se pudiera al Consejo Superior, eso no había estado en la parte caliente de la discusión y no podía obstaculizar el acuerdo –salvo con un sector minoritario y siempre berrinchero del nuevo sujeto estudiantil-.

La segunda era que no habría lugar para ningún cambio en la ponderación entre los diferentes claustros para la elección de Decano y mucho menos entre los 3 estamentos docentes.

Finalmente, una vez aprobado quitarle la atribución a la Asamblea Universitaria de elegir al Rector y establecido que se lo hará por elección directa, solo resta dejar lo suficientemente impreciso quien lo reglamentará. De esa manera, en pocos años se lo puede hacer a través del Consejo Superior y ahí aprobar la ponderación simple.

Todos creían que el Rector Hugo Oscar Juri había hecho una jugada magnífica, él sabía que podía ser su gran jugada.

Cuando la mentira es la verdad

teatromedieval01

Nosotros, estas tres almas -porque tres es número cabalístico- que circulan por los laberintos de la Universidad Nacional de Córdoba desde hace más de 400 años, solamente queremos saber dónde estamos.

Nosotros que a lo largo de los siglos hemos establecido contacto con las sociedades secretas y las conjuras políticas que habitan sus pasillos, creemos que únicamente se trata de hacer conocer lo que ocurre en la Casa de Altos Estudios, sin escatimar enfoques, estilos o abordajes.

Nosotros, informantes y desinformados estamos cada vez más entrelazados en un tejido de conspiraciones, acuerdos y traiciones que explican los destinos de La Casa de Trejo aunque sean sucesos inexplicables para cualquier mente racional.

He aquí el caso:

Cuando en la nota del pasado equinoccio de primavera, el Obispo habló sobre la “re-re” elección del Ing. Gabriel Tavella como presidente del directorio de DASPU, la primera sensación fue dolorosa. Al parecer,  quien en el pasado luciera una florida pluma al servicio de su fina ironía, dotada de circunloquios caústicos y hexámetros cínicos, había sucumbido ante la sumisión que imponía el poder con su mirada de hielo a la distancia. O tal vez la senectud lo habría vuelto un rácano de la tinta y el papel como consecuencia de una creciente afección en su capacidad auditiva porque la cantidad de errores en los nombres de los protagonistas de la interna de DASPU solo podía entenderse si la nota le había sido dictada por teléfono.

Sin embargo, nostra culpa, fue que  subestimamos al escriba ya que  ahondando un poco el análisis resulta evidente que el mensaje era “nadie es quien parece ser”. Al levantar el telón, las luces desdibujaron los espejismos que en el pasado trazaban un escenario ahora inexistente y las posiciones se modificaron:

  • Inés Pastorino, dice representar a los trabajadores no docentes y se comporta como el más fiel representante de la patronal a la hora de discutirles (y cercenarles) los derechos a los empleados de DASPU,
  • Sandra Mutal prácticamente provocó un cisma en Cambio Universitario cuando se lo eligió a Tavella la primera vez y ahora, haciendo caso omiso de sus instintos emuladores de Enrique VIII, encabezó la cruzada por la “rere”,
  • Esther Galina, que es Tamarit sin bastón y con falda 7/8 , apoyó al Ingeniero después que éste desatara la furia del exrector con las opiniones sobre su salud,
  • la izquierda tuvo un voto y dos candidatos cuando normalmente es al revés,
  • los votos vallejistas apoyaron la reelección después de dedicar el último año a hablar mal de la gestión.
  • Solo la representante de Patricia Altamirano hizo lo esperado y no fue.

Haciendo gala y honor de su condición como fiel servidor en la Orden de los pobres caballeros de Cristo y del templo de Salomón, Gabriel Osman nos llama a la reflexión al final de sus palabras con la frase falsa: “No hagan bola”. Pero el juego de las figuras y los fondos no surte efecto entre semejantes, sabemos que pretende anclar nuestro centro de atención allí porque es donde está su conclusión adulterada, esa máscara para ocultar la verdad.

El encadenamiento de elucubraciones vagamente redactadas es el laberinto donde esconde lo que sabe y no le dejan decir. Hasta último momento hubo una tremenda puja entre quienes apoyaron a Tavella desde el comienzo de los días y un acuerdo forjado entre Carlos Vallejos, Patricia Altamirano y Juan Marcelo Conrero, con la bendición  del Rector Hugo Juri, que en ningún esquema lograba perforar el techo de los 4 votos.

La falta de neutralidad del Rector no fue por pasividad, sino una apuesta por uno de sus muchachos, que el cronista olvida -intencionalmente- mencionar en su detallado análisis para las masas adictas a su homilía (aunque desde esta redacción podamos replicarle “Non nobis, Domine, non nobis.”).

 

Dado vuelta estás vos

Leteo

Jactándose de su especialidad como profesional, que es estudiar el terreno, el Ing. Roberto Terzariol fue construyendo con decisión el camino hacia su consagración como Secretario General en la Universidad Nacional de Córdoba.

Corría el caluroso diciembre de 2015, ése sábado en que se conjuraba el calendario para que el otrora oficialismo pariera sin dolor sus dos engendros, la Facultad de Ciencias Sociales y la Facultad de Ciencias de la Comunicación y esos dos retoños lo convencieran sobre su tan ansiada eternidad en el poder. En ese preciso momento, un ojo entrenado como el de Terzariol, supo entender las condiciones del terreno y una verdad le fue revelada:  debía participar del grupo que ganara las elecciones del 2016, sin importar quiénes fuesen los vencedores de la contienda prevista para el mes de marzo.

En honor a la verdad, al decano de FCEFyN lo tenía sin cuidado el resultado de la Asamblea 12-12 y aprovechó la ocasión para coquetear y pavonear sus encantos a la espera de una propuesta seductora. El análisis del momento lo llevó a que sus guiños fueran más notorios hacia el entonces Rector y para ello sobreactuó su papel de hombre de confianza del Dr. Francisco Tamarit, manteniendo reuniones que simulaban ser secretas, pero se llevaban a cabo en los bordes del escenario garantizando que fueran vistas por todo el sub mundo universitario presente. De esta manera cumplía un doble propósito, aumentaba su cotización con la gente de Cambiemos y le cerraba el paso a Épica, cuyos consejeros sufrían las reprimendas del Rector cada vez que aprovechaban el micrófono para denunciar las barbaridades de Terzariol en su Facultad.

Pero el descuido por las conclusiones de la Asamblea no le resultó gratis al Ingeniero, las modificaciones de los nombres de las Facultades, donde Derecho perdió el “y Ciencias Sociales” y FaMAF agregó Computación a la ya consabida Matemática, Astronomía y Física, despertaron la ira de muchos docentes de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, quienes entendían que las ciencias de la computación eran parte del propio condado.

Habiendo cumplido los designios anunciados y ya en el despacho de las Baterías D, el Ing. Terzariol resolvió la controversia como si para llegar allí hubiese tenido que embriagarse con las aguas del Leteo, aquel río del Hades que produce un olvido completo del pasado, al punto que le impedía recordar amores y lealtades anteriores. De esta manera, las actas rubricadas con su firma como Secretario General hasta el día 26 de Julio de 2016 no plasmaron los cambios de nominación en las Facultades y continuaron usando la nomenclatura antigua.

¿Será acaso que las deidades ya no se conforman con libaciones y asados para multitudes a cambio de los favores concedidos cuando se excede de vanidad, se sirve a todos los amos posibles y se desatan pequeños incendios en los feudos propios? Quizás la omisión hecha acta pague las cuentas pendientes aunque de seguro será una importante confusión para ordenar los stands en la muestra de carreras de la SAE en la era Carbelo cuando las blancas palomitas que quieren estudiar computación no sepan si acercarse a FCEFyN o FAMAF(C).

HCS 10 2016

La guerra de los premios (Se va la segunda)

Apogeo del conflicto

En los últimos días, se desató un periplo mediático y las trincheras de opinión en las redes sociales se colmaron de editoriales mal redactadas gracias a lo que algunos periodistas dieron en llamar “el capricho de Tatián”. Con la esperanza de que la claque al menos haya aprovechado para interiorizarse sobre la vida y obra de José Aricó, además de desempolvar algunas nociones acerca de la autonomía universitaria y las facultades de los consejos directivos, nos abocamos a un breve racconto de los premios que la Universidad Nacional de Córdoba ha entregado en sus últimos años.

La añosa Casa de Trejo no se ha privado de homenajear a los más variados personajes a lo largo de su historia. En los últimos tiempos, los reconocimientos y premios otorgados por las autoridades de los diferentes claustros han sido acompañados por acaloradas polémicas.

Así tenemos el Doctorado Honoris Causa que por iniciativa del Consejo Directivo de la Facultad de Psicología, el Consejo Superior le otorgó al Dr. Abel Pascual Albino, quien increíblemente sorteó el atento ojo de la Consiliaria Opo-Oficialista Patricia Altamirano pese a que el galardonado se dedicaba a solicitar causas penales para los médicos que practiquen ligaduras de trompa, entre otras tropelías. Que el único rebote serio de semejante desaguisado haya sido el reclamo de un consejero estudiantil en la Asamblea Universitaria de diciembre de 2015, fue un bajo costo para la desidia del progresismo autopercibido a la hora de revisar expedientes.

No le fueron en zaga la audacia del ex Rector Francisco Tamarit, que homenajeó al ex gobernador Eduardo César Angeloz, sobre quien no había que investigar mucho para oler que la única justificación de un reconocimiento era una jugada para la tribuna boina blanca que poco redituó. Tampoco se quedó atrás la consecuencia del Vicerrector y Decano de la Facultad de Derecho Ramón Pedro Yanzi Ferreira (quien esperamos haya dejado su cargo de Secretario de Posgrado o haya podido comprar más horas al día mediante alguna turbia negociación con Mephistópheles), que en un breve lapso declaró Huésped de Honor de la Facultad al prescripto Oscar Aguad y homenajeó con igual título al testigo privilegiado del accionar de las fuerzas del Operativo Independencia en Tucumán durante la última dictadura Joaquín Morales Solá. Hechos sobre los que ninguno de los fiscales de la milagrosa autonomía y la sacrosanta reforma tuvieron nada que decir.

Sin embargo, una facultad le entregó un reconocimiento al “compromiso social y político” a Milagro Sala y ardió Troya. Dadas las circunstancias y el exceso de publicidad que dicho evento hubo acarreado en los días pasados, no queremos dejar de mencionar la abstención de los consejeros de CAUCE (ex Enrique Barros) al premio Aricó para Milagro Sala otorgado por el Honorable Consejo Directivo de la Facultad de Filosofía y Humanidades pero como además, somos reporteros old fashioned, evitamos entrevistarlos para no obligarlos a decir públicamente que “Héctor y Aquiles son lo mismo”.

 

El día de la marmota

El-Rey-Arturo-y-los-Caballeros-de-la-Mesa-Redonda

Los vientos del invierno parecían haber cesado la mañana del martes 9 de Agosto cuando en todos los cafés de Ciudad Universitaria se conversaba sobre la supuesta presentación que se realizaría ese mismo día de una convocatoria a Asamblea para tratar la tan mentada Reforma Política. Después de tres meses largos en su despacho del primer piso del Pabellón Argentina, el Dr. Hugo Juri bajaría como quien se hace un pique desde el Valhalla para anunciar lo que sería una apoteosis para su segundo mandato: democratizar la elección de rector, una vieja deuda que hasta ahora, nadie ha pagado.

Los decanos aseguraban haber sido advertidos por el mismo Rector de semejante evento e incluso hubo algunas almas oficiosas, de las que nunca faltan, que afirmaban haber visto el tópico en el orden del día. Sin embargo, aunque el Dr. Juri nos gratificó con su presencia en el Honorable Consejo Superior, todo se desarrolló en una perfecta sincronía con los mismos temas recurrentes que se discuten desde que asumió y se sabe que la omisión es madre de las especulaciones.

Muchos recordaron la actitud que eligió el actual rector para enfrentar los primeros momentos de su candidatura, la época en que llamaba al Dr. Francisco Tamarit y le brindaba su apoyo a la reelección mientras le juraba que no iba a ser candidato porque no se prestaba a los caprichos de sus muchachos. Una situación similar a las declaraciones públicas sobre la intención de llamar una Asamblea en 2016 para tratar la Reforma Política y las charlas en privado donde sostenía que no tenía ningún interés especial en el resultado de esta convocatoria pero que era importante llevarla a cabo para dar por cerrado el tema.

Al parecer, esta idea de generar una asamblea en octubre sobre la que no se tiene excesiva preocupación por cómo va a terminar es un buen discurso, pero no logra evitar que si fracasa la iniciativa oficialista sea leída como una caída en desgracia de esta gestión o quizás, si los augures del marketing político son delicados en su producción de humo, como un rasgo de valentía del anciano médico homenajeando a los reformistas que guían sus pasos.

A principios de este año el clima político había entusiasmado a los muchachos y apostaron a incrementar la incidencia de la sociedad en la Universidad, sobre todo después de comprobar los efectos de la ola amarilla en la elección de Rector. Sin embargo, hoy la realidad ha cambiado y el Macrismo va perdiendo popularidad, lo que genera el temor en el oficialismo de favorecer la expresión de la bronca en las próximas elecciones.

Por ahora la decisión se demoró, el Rector espera que le garanticen el triunfo para hacer la convocatoria mientras los muchachos encaran el desafío de tener que conseguir los 124 votos sin que el Dr. Juri le ponga el cuerpo a la disputa. Y el tiempo, al calor de las decisiones del gobierno nacional, les juega en contra y hace prever un octubre desapacible.

Probablemente las luces del plató encandilen y hagan pensar en un futuro promisorio pero también harán que la marmota se guarde por un tiempo (je).

marmota

 

Un Alfil siempre viste color obispo

Nuestro corrector auto convocado y ad honorem, Nicetas Choniates vuelve a la carga contra el Obispo demostrando que además de lecturas veloces puede trabajar gratis y mejor que los colegas del pasquín

Como atención, nos deja los cuadros comparativos 2015 y 2016 que ilustran la distribución de los Consejos y Centros de Estudiantes

Alfil morado 1

La agrupación radical consigue revalidar títulos en la primera elección estudiantil desde la asunción de Hugo Juricomo Revise la barra espaciadora de su ordenador rector. En el Consejo Superior los franjistas incrementarían su representación y el kirchnerismo mantiene el segundo puesto.

8 junio, 2016

A meses del sorpresivo cambio de manos del rectorado de la UNC, Franja Morada logró una nueva victoria en las elecciones estudiantiles. Los radicales ratificaron la fortaleza electoral que exhibieron incluso durante toda la década de dominio kirchnerista. Si como afirma, Franja Morada siempre tuvo superioridad en la representación del Honorable Consejo Superior ¿Cuál es la nueva victoria?

En el Consejo Superior, los morados obtienen el primer lugar y, al cierre de esta edición, incrementaba un integrante su bancada. Los escolta la lista kirchnerista “Estudiantes por la Universidad Pública” La mega alianza kirchnerista tamaritista con y sin Tamarit camporista filo quebracho. (alianza entre La Bisagra y La Cámpora) que luchaba por mantener sus tres representantes A las 22 horas ya se sabía que tenían solamente 2 representantes en el HCS ¿Otra vez yéndose a casa temprano el día de elecciones? El tercer escalón del podio lo disputaban fuertemente la coalición Avanzar formada por el Movimiento SUR y los socialistas del Movimiento Nacional Reformista con los filo kirchneristas de La Mella aliados a agrupaciones menores. Finalmente fue el tercer y el cuarto con 1 representante para cada fuerza. Otra vez, lo supimos cerca de las 22 horas.

alfil morado 2

A nivel de facultades, el vuelco más importante se dio en Odontología Hay quienes aseguran que “el vuelco más importante” se dió en FAUD donde Franja Morada perdió el Centro de Estudiantes en manos de El Módulo y otros que se produjo en FCEFN ¿Sabe por qué no todos sostienen lo mismo? Porque usted acaba de elegir darnos su opinión en vez de informar sobre el resultado de los comicios. donde la agrupación Juntos por Odontología desplazó al Nacede Otra vez la barra espaciadora metiéndole en problemas. la conducción del centro de estudiantes y lograba 4 de los 6 consejeros. Los restantes se repartían entre la conducción saliente yel Revise la barra espaciadora de su ordenador salvo que YEL sea una nueva fracción de izquierda de esas que aparecen de abajo de las baldosas. PRO. De esta manera, el macrismo estudiantil consigue un representante en el cogobierno universitario por primera vez en su historia. 

En Medicina, la Franja Morada retenía el primer lugar por sobre la agrupación independiente REM. En Agronomía también se verificaba la victoria radical por sobre los filo kirchneristas del Movimiento de Base de Agronomía. Los franjistas también festejaron en sus plazas fuertes de Derecho y Ciencias Económicas, donde también ingresaba un consejero del PRO.

Por su parte, La Bisagra mantenía la conducción de los centros de estudiantes de Comunicación, Trabajo Social y FAMAF. Al cierre de esta edición, el kirchnerismo defendía el centro de Psicología del asedio del Movimiento SUR El supuesto asedio de SUR no le alcanzó siquiera para mantener Facultad de Artes, parece que andan flojos de táctica. y al mismo tiempo buscaba desalojar a la Franja del de Arquitectura. Primicia del martes 7 a las 21 horas: finalmente la desalojó de FAUD. Oh! ya era una noticia conocida por todo el estudiantado cuando publicaron el pasquín.

Además, Movimiento Nacional Reformista peleaba voto a voto con el CEU la conducción en su feudo histórico de Ciencias Exactas. Otra vez: el fragor de la lucha es bueno para describir el instante, nunca para cronicar sobre un resultado de elección. Sus lectores vamos a pensar que está obviando informar sobre ciertos datos porque tiene alguna intencionalidad de editorial. En la Facultad de Lenguas,el grupo filokirchnerista AIEL (integrante de La Mella) mantenía por estrecho margen su primacía ante el avance de la Franja que le daba pelea y empardaba la representación en el consejo directivo que queda igualada en 3 bancas para cada uno.

Por su parte, en Ciencias Químicas la agrupación 15 de junio (aliada a La Mella) mantenía la conducción del centro de estudiantes aunque cedía una banca en manos de la Bisagra. La Franja mantenía su representación de un consejero.

Alfil morado 3

 

Más allá de la distribución de poder al interior del movimiento estudiantil, los resultados implican un buen cierre de calendario electoral para el nuevo oficialismo universitario. ¿Cómo es un buen cierre para el nuevo oficialismo si viejo oficialismo creció en 2 unidades académicas desplazando a Franja Morada de Arquitectura y a Sur de Artes?  Las agrupaciones que respaldan su gestión consiguen la supremacía en la mayoría de las facultades. Por ejemplo, en FAUD (si, es cinismo puro y duro)

Los sectores que conducen la UNC lograron una buena performance en las elecciones de claustro docente y lograron ubicar a la mayoría de los consiliarios egresados por lo que la gobernabilidad del máximo órgano de gobierno universitario estaría asegurada si bien los sectores kirchneristas que responden al ex rector Francisco Tamarit logran sobrevivir a la embestida y mantener espacios para ejecutar lo que parece ser una estrategia de oposición frontal. 70 palabras sin un signo de puntuación. Sus lectores estamos empezando a precisar un pulmotor para seguirles el ritmo.

2015 Estudiantes

Distribución de fuerzas resultante de las elecciones estudiantiles 2015

2016 Estudiantes

Distribución de fuerzas resultante de las elecciones estudiantiles 2016

Atentamente, 

Nicetas Choniates

 

Noticias de ayer EXTRA EXTRA

Martes 7 de Junio, correspondiente a la última jornada electoral en el calendario 2016 de la Casa de Trejo. Huelga aclarar que fue el turno del claustro estudiantil, el más populoso y -según su autopercepción- el menos considerado de los cuatro estamentos que componen la cuatricentenaria Universidad Nacional de Córdoba.

Sabemos que entre nuestros lectores no existen los desentendidos y todos están al tanto de cómo se distribuyen los sobres y las boletas en la repartija de Centros de Estudiantes, Consejos Directivos y Honorable Consejo Superior pero estas pocas líneas las dedicaremos con exclusividad a la representación gremial de los estudiantes en sus respectivas unidades académicas.

Cuando nuestros cronistas corrían en la templada noche por Ciudad Universitaria recuperando los últimos guarismos garabateados en los distintos pizarrones, algo llamó la atención: los militantes que visten color obispo celebraban en las redes sociales los 5 consiliarios que supieron conseguir pero nada decían sobre qué ocurría con los centros de estudiantes.

Ocurrió que luego de muchos años de prometer que por fin sucedería, sucedió: Franja Morada perdió el centro de estudiantes de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUD) en manos de El Módulo y el escenario se modificó: La Bisagra -conocida también como el kirchnerismo tamaritista con o sin Tamarit camporista filo quebracho– sumó dos unidades gremiales más a las que tenía en 2015 y Franja Morada conservó 4 de las 5 que ostentaba. De los dos porotos que sumó La Bisagra, Facultad de Artes fue arrebatado a SUR y Arquitectura, a Franja Morada.

Las agrupaciones nucleadas en La Mella -15 de Junio y AIEL- mantuvieron sus respectivos centros de estudiantes pero hubo vientos de cambio en la Facultad de Odontología donde  una fracción del PUPO (Partido Único Permanente del Oficialismo) desplazó a otra en la conducción -sale NACE, entra JPO-. También hubo rotación en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales donde el MNR perdió la conducción y será sucedido por CEU, lo que podría ser leído junto a la derrota de SUR en la Facultad de Artes como un castigo por la maniobra que permitió el triunfo de Cambiemos en la pasada Asamblea Universitaria que consagró la fórmula Juri – Yanzi hasta el 2019.  

En síntesis, los resultados:

estudiantiles

Volver (por el canal)

Gardel

Pero el viajero que huye

Tarde o temprano detiene su andar

Y aunque el olvido, que todo destruye

Haya matado mi vieja ilusión

Guardo escondida una esperanza humilde

Que es toda la fortuna de mi corazón

 

Tan oscuro es el tránsito del ex oficialismo en la Universidad Nacional de Córdoba que mantener una banca de graduados para el histriónico abogado Claudio Orosz los ilusiona con el espejismo de volver.

La fría noche del 26 de Mayo, los dos sectores de la oposición al gobierno color obispo, coincidieron en la pizzería del Parque Sarmiento donde el tamaritismo kirchnerista camporista filo quebracho festejaba como si hubieran televisado el primer alunizaje.

La emoción embargó al Dr. Alberto León quien escribió en su página de Facebook: “El brindis en Pizza Z y la entrada de Orosz al ritmo de “ohh, vamos a volver….” de los mejores recuerdos de este año de mierda”, pero el ánimo le alcanzó solo para esa parte del raid al exsecretario general de la UNC. Los armadores de Egresados por la Universidad Pública (Marcos Ibañez y Valeria Plaza) acompañaron a Claudio Orosz Romero en la gira que incluyó un par de bares en Güemes y otro cerca de la Plaza de la Intendencia, donde hasta altas horas de la madrugada se repitió el ritual de anunciar un pronto retorno.

La euforia del consiliario reelecto era claramente superada por sus dos compañeros de ronda, quienes se habían preparado para buscar explicaciones sobre los motivos por los que no habían constituido un armado que permitiera disimular el mal momento que vivía ese espacio político después de perder la elección de Rector. Sin embargo, los resultados eran mucho mejores que los esperados y ahora festejaban como si la propuesta electoral se debiera más a la claridad política que al azar.

La dispersión en el festejo fue otro indicador más de la situación que atraviesa el otrora oficialismo universitario, a lo que se sumó la notoria ausencia de Francisco Tamarit y Silvia Barei, ésto posiblemente se debió a que el exiguo aporte para Egresados por la Universidad Pública en sus respectivas facultades no los alentaban a grandes celebraciones.

Dos tipos audaces

the persuaders

Los ecos de la Asamblea para elegir nuevas autoridades de la Casa de Trejo no terminan de sonar por todos los recovecos. Aquella mañana gris y neblinosa del 19 de Marzo no solamente permanecerá en el recuerdo de muchos como el retorno de viejos armadores de los destinos cuatricentenarios, también grabó a fuego las maniobras desesperadas de los audaces por conseguir algo más que lo que habían asegurado de antemano con acuerdos non sanctos.

La figura de Patricia Altamirano siempre fue reconocida por propios -si es que existe esta categoría de su imaginario- y ajenos como de una intrepidez ejemplar que oscila sobre un precipicio de banquina. Sin embargo, según pudimos confirmar hace pocos días, sus bríos cobraron una nueva dimensión a media mañana del día que fue ungido el Dr. Hugo Juri como Rector, ocasión en que Patricia Altamirano demostró que podía exceder no solamente sus límites sino también sus reglas.

Hasta aquí, las interpretaciones; en adelante, los hechos: Luego de la primera votación, era sabido que los asambleístas de Sur y el MNR iban a honrar su histórica alianza con Jhon Boretto, con lo que el resultado estaba sellado. Lo que para muchos era una tragedia, para Patricia Altamirano y su fiel escudero Raúl “Gato” Gómez, era una oportunidad, por lo que se apersonaron con premura en el despacho del Rector en el Pabellón Argentina. Atrás habían quedado los reproches de la ex decana por haberse dejado embarcar en el indigerible proyecto político que lideraba Luis Juez de la mano del “Gato”, la sociedad para la aventura volvía a ponerse en marcha.

Los números eran lo suficientemente preocupantes como para que Tamarit no atendiera la necedad que se le pusiera sobre la mesa antes de naufragar en aguas turbulentas. Haciendo gala de su incansable sonrisa, Pancho escuchó incrédulo la “idea que se le acababa de ocurrir” a Gómez: “Si no hay manera de que juntes los votos para ser reelecto, la salida para que la derecha no vuelva a gobernar la UNC es que todos los votantes de Cambio Universitario voten a Patricia Altamirano”.

La respuesta de Tamarit estuvo a la altura del delirio; sin embargo, parece que no fue lo suficientemente contundente, ya que la autoproclamada líder del progresismo universitario está explorando ansiosamente la posibilidad de usar el mismo argumento para quedarse con la presidencia de Daspu.