El súper Ferrari

pierre-conrero-y-patan-dutto

Número 00: El Súper Ferrari, al mando de Pierre y Patán, los villanos de la serie. Se trata de un coche a reacción de color morado con cientos de armas ocultas ya que algunas ni siquiera han sido inventadas aún. El objetivo que persiguen Pierre y Patán es perjudicar lo más que se pueda a sus competidores y aliados con el único propósito de asegurarse la victoria. Patán, con su conocida debilidad por el vil metal, permanentemente reclama medallas para colaborar con Pierre aunque de ninguna manera garantiza su resultado. Esta obsesión de Pierre de entorpecer a sus competidores le acarrea una pérdida de tiempo valioso y le granjea la enemistad de quienes estaban dispuestos a ayudarlo, haciéndole malograr muchas posibles ocasiones de triunfo. De hecho, en todo el ciclo no ganó ni una sola carrera aunque a veces parece que es el gran favorito.

Volver a la galería de la Carrera Demente

Anuncios

El Troncomovil

serruchadores-boretto-1

Número 10: El Troncomovil es conducido por Jhon el leñador y su coequiper, el Castor. A simple vista, el vehículo es una carreta de madera pero si se lo observa de cerca, pueden apreciarse las  sierras circulares  en el lugar de las ruedas. El detalle tecnológico dota al Troncomóvil de la capacidad para serruchar casi cualquier cosa que se interponga en su camino, dañando o destruyendo acuerdos políticos según su conveniencia. Nadie puede negar que Jhon es un conductor diplomático pero firme y agresivo que no duda en rebanar en dos a su rival a la hora de sacar ventaja en la carrera. El Castor aparenta tener un rol solo ornamental, sin embargo disimuladamente aprovecha su posición para ir limpiando el camino a su correligionario. Su estrategia es aprovechar los daños provocados por Pierre y Patán, pero dejarles una trampa al final de la pista para quedar como gran candidato.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Superheterodino

pedro-bello-tamarit-1

Con el Número 9 sale a las pistas el Superheterodino conducido por Pancho Perfecto. El vehículo es un drag racer con dos grandes ruedas traseras que suele caerse a pedazos en medio de la carrera debido a la altísima fragilidad de su armado, aunque Pancho Perfecto jamás podría admitirlo. Al mando del Superheterodino no podría ejercerlo otro que no fuera un elegante galán como Pancho que está convencido de poder seducir a todo aquel que se le cruce para su propio beneficio. Alguna vez ganó la carrera y eso lo lleva a pensar que con su equipo le alcanza para volver a llegar primero.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Alambique Veloz

montaneses-tatian-y-kitroser-1

El Alambique Veloz es el automóvil en el que se desplazan dos competidores: Diego, el granjero y la Osa Mimi. El dúo se compone por un hippie malhumorado que duerme la mayoría del tiempo y su ladera que sin intervenir mucho es su fiel coequiper. Se desplazan en un carro de madera propulsado por una estufa nac&pop de carbón; la estufa en su momento fue potente pero hoy es el punto flaco del Alambique, cosa que sus contrincantes aprovechan a su favor. Diego emplea rudimentarias técnicas para avanzar en las carreras, confiando en sectores marginales dentro del movimiento estudiantil para ganar.

Volver a la galería de la Carrera Demente

La Antigualla Blindada

mafiosos-medicas-y-odonto-1

En el número 7 se encuentra la Antigualla Blindada, conducido por Gustavo Mafio y sus pandilleros del PUPO (Partido Único Permanentemente Oficialista). Son siete irresponsables y cabezas huecas gánsters a bordo de un sedán años ´20.
Muchas veces, la pandilla suele ser confundida por los agentes de la ley con delincuentes reales, lo que los lleva a entrar en extravagantes situaciones; como por ejemplo, explicar en qué se gastan los fondos de Hospitales, hacerse pasar por los enanitos de Blancanieves, eximios boxeadores o jóvenes scouts.
Su mejor baza para avanzar posiciones es la «Potencia de Fuga»: cuando la carrera se está definiendo, los pandilleros usen sus piernas para propulsar a su chatarra y acompañar al corredor que ya se vislumbra ganador.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Super Chatarra Special

coronel-iriondo-1

El Super Chatarra Special es conducido por la Sargento Primero Iriondo. El coche es en apariencia un vehículo militar y en esencia, también: Se trata de un modelo híbrido entre tanque y jeep de industria nacional. El Súper Chatarra Special hace uso de sus accesorios de tanque durante la carrera, cañón incluido, con una variedad de gadgets y sofisticadas tecnologías que han sido desarrolladas por su conductora (o por algún científico procedente de la misma escudería). Pese a ser una unidad robusta y potente, que se ha hecho merecedor de algún que otro galardón, es improbable que llegue al primer lugar.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Compact Pussycat

penelope-elena-1

Número 5: El Compact Pussycat es conducido por Elena Glamour, una damisela en apuros. Se trata de un vehículo que exagera su perfil femenino de acuerdo a los lineamientos de la revista ParaTi. Está pintado de característico color rosa y entre sus accesorios, cuenta únicamente con sets de maquillaje y citas de sociólogos comprometidos con el Mayo Francés. Ocurre que los componentes no suelen ser los más adecuados para competir con los otros corredores y fallan, siendo un repetido ejemplo la espuma de champú que desliza periódicamente en el Honorable Consejo Superior y que ocasiona distorsiones en la visión de los consiliarios además de marearlos con metáforas anodinas. En los pasillos, se dice que tiene un romance secreto con Pierre quien siempre que ve a la damisela en apuros corre a socorrerla aunque dispute el corazón glamoroso de Elena con los otros contrincantes.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Stuka Rakuda

baron-rojo-altamirano-1

El Stuka Rakuda es conducido por la Baronesa Roja, conocida por ser un as de la planeación. Se trata de un híbrido entre coche progresista y avión conservador, con capacidades de competición muy limitadas respecto de los otros modelos que se encuentran en la carrera.
Casi siempre se desplaza a vuelo rasante generando un molesto zumbido para distraer a los corredores. Como equipamiento posee una ametralladora montada en el Stuka Rakuda que según ella sostiene, aunque tiene problemas para acreditarlo, perteneció al Ejército Revolucionario del Pueblo. La baronesa la utiliza con exclusividad para generar obstáculos en la trayectoria de los competidores, incluso sabiendo que no le alcanzará para llegar en los primeros puestos ya que la ambigüedad del Stuka hace que la Baronesa suela perder la dirección de su automóvil, que en diversas ocasiones tiende a ir hacia la derecha por más que volantee hacia a la izquierda.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Auto/Super Convertible

cientifico-chiabrando-1

Número 3: El Auto/Super Convertible al mando del profesor Chiabrandovitch, un distinguido científico loco. Su coche, a simple vista tiene forma de un barco con ruedas pero durante la carrera se lo apreciará transformarse casi en cualquier cosa. Chiabrandovitch es un conductor que suele ayudar con sus innumerables inventos a los demás corredores para sortear los diversos obstáculos e impedimentos que, ya sea por causas convencionales o bien por obra del maléfico Pierre, se presentan en la carrera. Sin embargo, los múltiples inventos del profesor son hirientes ataques a sus rivales siendo una de sus armas más temidas cuando advierte diciendo “Voy a ser breve”.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Espantomóvil

terror-yanzi-1

El Espantomóvil es conducido por Los Tenebrosos desde que la Universidad es tal y antes también. Al volante, se encuentra un espectro con aspecto humanoide y un vampiro que se viste de piel púrpura si es necesario para llegar al Vicerrectorado. Se trata de un coche con un campanario cuyo punto más alto está habitado por un relicto del Opus Dei y varios fantasmas, zombies, monstruos y brujas que pululan por sus cátedras. El Espantomóvil nunca queda fuera de la carrera y hace siglos que llega en buenas posiciones donde sea que haya que llegar.

Volver a la galería de la Carrera Demente