Puede ser chaparrón pero también tormenta

Qui prodest scelus, is fecit

Séneca

Desde que Garamond se constituyó en una redacción transitamos por el segundo Februus y sus respectivos rituales de comunicación con los muertos y de purificación donde la Lupercalia revela algún acontecimiento invisible pero al mismo tiempo, a la vista de todos.

En lo que va del año que celebraremos los fastos del centenario de la Reforma, se registran tres (3) resoluciones rectorales publicadas -sí, querido lector: 3 como el número cabalístico- cuya signaturas no pertenecen al Rector -de gira por el viejo continente y los medios de mayor tirada del país-, ni al Vicerrector sino a  LA DECANA DE LA FACULTAD DE ODONTOLOGíA quien se encuentra a cargo interinamente del rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba. Los textos de dichos documentos revelan una erogación monetaria de $ 27.000.000 más chauchas para equipar el edificio Data Center, y esto no sería curioso si no supiéramos que el valor de la construcción del mencionado edificio fue de menos de $ 7.000.000.

Puede ser chaparrón

Hace exactamente un año desde Revista ECO llamábamos la atención sobre la extraña situación en la que el Rector Hugo Juri en plenas vacaciones firmaba resoluciones y aventurábamos si habría dejado alguna hojita firmada o contaba con los servicios de un buen imitador. Nunca pudimos confirmar el origen de la negativa del Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira para firmar esa resolución. Como somos un poco cabuleros, no podemos dejar de relacionar ese hecho con el estilo prolijo que hoy ostenta la Secretaría General al hacerle poner la firma a la Dra. Mirta Mónica Spadiliero de Lutri pero nos surge un interrogante ¿Una mera decisión administrativa o la elección de quien presta su firma se debe a su indolencia por exigir explicaciones como sí lo haría con creces el decano de la Facultad de Derecho y Vicerrector?

Consultamos a los augures y nos respondieron una paradoja: la decana que prácticamente no pidió la palabra en el recinto del Consejo Superior, que no llevó adelante ninguna iniciativa como Titular del Área Académica, será quien pase a la historia rubricando la vergonzosa Asamblea Universitaria de 2016 y las llamativas licitaciones en las que se gasta 4 veces más dinero para equipar un edificio que en construirlo.

Anuncios

Un comentario en “Puede ser chaparrón pero también tormenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s