Bien ahí

En la conformación del poder legislativo nacional se colaron solamente dos extraños casos de dirigentes estudiantiles que lograron dar el salto a la política en serio con cierto éxito: la vernácula Brenda Austin y el riojano Julio Martínez, ya ex diputado y Ministro de Defensa de Mauricio Macri hasta mediados de 2017 y futuro senador. Sin embargo, en el caso de quien fuera la primera mujer en presidir la Federación Universitaria de Córdoba (FUC), la suerte tuvo un papel más que destacado. Su primera llegada a la cámara de diputados fue en el 2016, gracias a los corrimientos que se produjeron en la lista de los diputados elegidos por la Unión Cívica Radical (UCR) de Córdoba en 2013, mientras que su reciente reelección fue una consecuencia de la maniobra que hiciera el PRO al postular dos hombres y dejarle a sus socios los puestos 2, 4 y 5 de la lista, obligando al partido de Angeloz a proponer dos mujeres para las posiciones pares. La intención era evitar la elección de Diego Mestre, pero les fue tan bien en la elección que terminaron juntando los votos para que el hermano serio del intendente (pero investigado en la justicia por coimas) ingresara al Congreso.

Bien ahí

Fiel a su trayectoria, Brenda Liz no está dispuesta a permitir que las barbaridades del PRO le opaquen su pátina progresista característica, por lo que piensa mantener un perfil crítico respecto a algunas acciones del gobierno, como cuando en referencia al asesinato de Rafael Nahuel consideró “grave y triste” la situación, bregó por la posibilidad de “trabajar en la revisión de protocolos de fuerzas de seguridad”, para que tengan “un comportamiento democrático” y sólo “respondiendo cuando hay que hacerlo para restablecer el orden”.

Al mismo tiempo, Austin sabe que sus posibilidades de mantenerse como diputada o, eventualmente, tener alguna responsabilidad ejecutiva dependen exclusivamente de los votos que Baldassi aporta a Cambiemos. Por este motivo, terminada la declaración les pidió a sus correligionarios que sondearan la reacción de los socios amarillos.

La respuesta fue muy tranquilizadora para el velo progresista de los radicales: mientras hable de cosas que se deberían hacer, emita opiniones sobre asuntos que podrían legislarse y diga que el accionar es factible de ser mejorado no hay ningún problema. Ahora si en lugar de hacer declaraciones inconducentes se le ocurre firmar el pedido de interpelación a un ministro, pedir que se investigue en el congreso por qué la Gendarmería participa en conflictos internos, exigir que se siga la cadena de mandos para establecer quien decidió usar balas de plomo para reprimir una protesta o como se baleó por la espalda al mapuche, se vuelve de funcionaria de Boretto.

Y si hay algo que la Diputada. Austin conoce muy bien son sus límites.

Anuncios

Marxista

Estos son mis principios, si no le gustan… tengo otros.

Groucho Marx

Si hay una rara avis en la flamante Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UNC es una persona que además de cumplir con las funciones docentes sea investigador del CONICET.  Sin embargo, esta no es la característica más relevante de quien participara de variadas organizaciones docentes autodefinidas de izquierda y fuera Consejera docente del grupo encabezado por el Dr. Pedro Ramón Yanzi Ferreira, en tiempos en que la histórica ECI, conocida popularmente como “la Escuelita”, abrevaba en la conservadora Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Desde ese lugar la Dra. María Eugenia Boito puso sus decisivos votos para que el reformista Dr. Hugo Oscar Juri fuera elegido Rector acompañado del eterno decano de Derecho en la fórmula que rige los destinos de la Casa de Trejo desde 2016.

Perfiles marxista

Poco tiempo antes de los acontecimientos  sucedidos en la Asamblea de marzo y de la transformación de “la escuelita” en Facultad bajo los augurios del rectorado conducido por Francisco Tamarit y Silvia Barei en el caluroso 12-12 de 2015, la Dra. Boito había disputado la dirección de la Escuela de Ciencias de la Información con la lista Naranja-Bordó haciendo una elección decorosa pero perdiendo frente a la Dra. Claudia Ardini. Con los vientos de cambio que soplaron para la nóvel unidad académica, la decana normalizadora Magistra Mariela Parisi sumó a la Dra. Boito en el cargo de Secretaria de Posgrado, sabiendo que no eran solamente los avales académicos los que estaba adicionando a su estrategia de poder.

La Investigadora del Conicet sigue poniendo en evidencia su flexibilidad política, hace pocos días se inauguró el Centro de Periodismo y Comunicación de la Facultad de Comunicación en el edificio de la Rondeau donde también funciona el IIFAP de Ciencias Sociales. La fotografía del evento es por más elocuente: aunque llame la atención la ausencia  del decano de Ciencias Agropecuarias que viene acompañando el vuelo de Parisi y  tiene asistencia casi perfecta en las celebraciones de la FCC, la marquesina contó con la presencia de las funcionarias de la casa y el rol protagónico de las decanas de Psicología Claudia Torcomián y de Lenguas Elena Pérez. Si se pone atención a las palabras de las representantes institucionales de los aficionados por los discursos, el timón ideológico se encaminó con todo el viento en popa.

Quizás suene un poco demodé, pero no deja de ser una muestra de flexibilidad poner la inteligencia para pensar en tres decanas que empiecen a transitar por la ancha avenida del medio. Quizás otra vez, la apuesta nunca reciba el aval de ninguno de los dos que importan que la apoyen, como ha sido hasta ahora.

Los dolores que nos quedan

  • Es la última oportunidad que les doy. Estoy cansado de tener que supeditar mi gestión a las especulaciones de ustedes. Al fin y al cabo los 100 años de la Reforma se van a cumplir durante mi mandato.
  • Sí, pero los festejos van a ser determinantes en la sucesión.
  • Podrían mantener el decoro y no probarse mis trajes antes de que me velen.Los dolores que nos quedan 

    El contexto que se avizora para los festejos del centenario de la Reforma se aleja a velocidad presurosa de la ilusión morada que colmó el Pabellón Argentina allá por marzo de 2016. Si bien las hostilidades domésticas por la sucesión en la Casa de Trejo eran previsibles, parece que ninguno de “los muchachos” reparó en las variables extrañas que hoy dificultan la aparición resplandeciente de una figura del radicalismo en el espejo constante que resultan los 400 años de la UNC y el protagonismo de la ex rectora, Dra. Carolina Scotto.

    En el lapsus naïve que los envuelve cada vez que cavilan sobre el Manifiesto Liminar, las declaraciones públicas reñidas con los principios reformistas del presidente de la Nación, Mauricio Macri con quien están aliados, provocan bronco espasmos de solo imaginar la realidad en que se hallan los fastos del centenario. Pero las complicaciones no empiezan ni terminan en asociarse con un egresado del Cardenal Newman, hecho que dificulta a las huestes moradas darle coherencia a los sucesos ocurridos en Junio de 1918 con el escenario amarillo actual; también están presentes las pujas entre quienes quieren ser el foco de atención de dicha celebración.

    Ante tal incoherencia, De Certeau sugiere el escamoteo y es así como se aprovecha con redoblado ahínco por otros espacios políticos la disputa por el sentido de la gesta que encabezaran Deodoro Roca y Enrique Barros. Ejemplo práctico del mítico texto “La invención de los cotidiano”  firmado por el jesuita, resultan las acciones del ex decano de FFyH, el Dr. Diego Tatián quien además de  participar activamente de diferentes instancias referidas al legado de la reforma, fue artífice de la Cátedra Libre “Deodoro Roca” en el 2015 junto con la actual dirigencia de ADIUC. Doblan como campanas para los autopercibidos reformistas las advertencias del “amo y señor de las palabras” quien no se encuentra solo en esta cruzada, ya que desde el matutino Página/12, rescata Mempo Giardinelli: “Hoy los reformistas serían reformistas y no conservadores”, al tiempo que organiza una gran actividad en la UNNE con un claro espíritu reformista.

    Todo esto podría ser conjugado de mejor manera por operadores más capaces, sin embargo el Dr. Hugo Juri no puede endilgarles a sus muchachos los problemas que tuvieron para poner fecha a las pompas del próximo mes dedicado a los Junios en plena apertura del campeonato mundial de fútbol Rusia 2018. Luego de muchos cabildeos y con un retraso que exasperó a todos, se ha establecido que los actos centrales comenzarán el 11 y finalizarán el día 15 de junio.

    El 14 es el partido inaugural del campeonato del mundo y el día 15 se jugarán 3 partidos. De acuerdo al sorteo que se realizará el próximo 1° de diciembre se corre riesgo de que nuestra selección compita con el protagonismo del acto en el que esperan al presidente de la Nación Argentina y todo su séquito.  El Rector, fiel a su estilo se desentendió del problema de agenda; otro de los tres participantes de la conversación empezó a rezar pidiendo la intervención milagrosa de San Judas Tadeo; mientras que el tercero revisa su agenda para constatar si entre sus múltiples contactos alguien le facilita el teléfono del D10S.

Y si alguna deuda chica

 

Tango

         Vos la pusiste a Rebeca.

         Y vos a Obeide.

         Querías manejar las finanzas de los SRT también? Es increíble tu ambición ¿En qué te gastás tanta guita vos?

Es una pena que los teléfonos celulares aún no cuenten con alguna app para imitar el estruendo que provoca un buen golpe de auricular en la horquilla de los teléfonos antiguos. El sonido áspero tan típico de la reprimenda que engulle la frustración.

Los cambios en el mercado periodístico local afectaron de varias maneras a “los muchachos del Dr. Hugo Oscar Juri”. Con la derogación de facto de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que se hiciera los primeros días de la gestión Cambiemos, quedó el campo orégano para aquel que supiera manejar mercenarios de la palabra y construir su referencia hacia afuera de la Universidad a cambio de pagar algún que otro café, proveer chismes completamente descabellados y adelantar primicias de las que en realidad se usan para apurar decisiones a su favor, como sucede fundamentalmente con los columnistas de La Voz del Interior. El otro, más descarado y calculador, recurrió a la compra “llave en mano” del Obispo, sobre todo para neutralizarlo y garantizarse las marquesinas, pero también apostó fuerte en un equipo propio con el que fue colonizando los espacios institucionales de comunicación en la Casa de Trejo.

Hasta acá, como en muchos otros aspectos, el estilo sutil -o más precisamente, el estilo menos torpe- parecía ser el más efectivo. Nadie sabe cuánto pueden afectar a su mentor los exabruptos del operador.

La reciente decisión de la Voz del Interior de proponerles el retiro voluntario a todos sus periodistas y la aceptación del ofrecimiento por la gran mayoría de ellos no tendrá un notable efecto sobre el medio, que hace años se retiró del periodismo y que con unos pocos pasantes precarizados podrá adaptar los comunicados que le envían desde la casa central en Buenos Aires.

El problema para el decano de la Facultad de Ciencias Económicas es que las relaciones son de ida y vuelta. No todos los despedidos están pensando en poner un Parripollo o una cancha de fútbol 5 con la indemnización. Han empezado a revisar su agenda en busca de contactos que les puedan facilitar ligar un contrato en el medio que mejor respeta el convenio colectivo de trabajo de los periodistas.

Una cuestión de fe

En medio de la algarabía por el cierre de campañas y el rotundo triunfo de la nueva alianza PRO – UCR con el rótulo de Cambiemos, el presupuesto 2018 para las universidades públicas estaba en foco para analizar en detalle de acuerdo a verificar simpatías y preferencias de las autoridades nacionales.Tratando de constatar qué otra universidad será realmente posible o no será nada, algunos se limitaron a confiar ciegamente en el poder de lobby de los legisladores que se dedican a operar durante el tratamiento del presupuesto en las cámaras, aunque en efecto sea sólo simbólico lo que logran introducir entre lo realizado por los habitantes del Palacio Pizzurno.

Durante el pasado octubre tumultuoso, se apreciaba que para el año centenario de la Reforma, la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) recibiría un incremento del 25.82%, ligeramente por debajo de la media que era del 26.15% o particularmente de la UBA (26.60%). De ninguna manera podía interpretarse como un castigo a la provincia, ya que la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) rondaba el 25% y la de Villa María (UNVM) cerca del 28.6%.  Es decir, la más favorecida era la menos oficialista de las 3 y además la que no cuenta con legislador nacional alguno que pueda haber trabajado para su beneficio.

Sacando la lupa de Córdoba, los números del presupuesto parecían empeñados en meter el dedo en la llaga, ya que la universidad de José C. Paz recibiría un 62.2% de incremento, la de La Matanza y la de General Sarmiento un 29.9%, mientras que General San Martín solo el 25%.

Lo cierto es que tanto la falta de coherencia en la propuesta como la secreta esperanza que se despertaba en las autoridades universitarias de poder incidir en este escenario tan inestable, dificultó la unificación de una oposición al presupuesto. Sin embargo, cuando el lunes 30 de octubre vieron en las pantallas de sus televisores el zócalo donde el Presidente de la Nación Mauricio Macri, les reclamaba un esfuerzo a las universidades para reducir el gasto público, se hizo la luz y los rectores de colores variopinto olieron el pasado y salieron a reclamar.

stilmandavis-7-2000x1005

Estas medidas de ajuste tienen un deja vú a los recortes impulsados allá por el año 2001 por Ricardo López Murphy que provocaron la renuncia de quien era el Ministro de Educación: el Dr. Hugo Oscar Juri, por lo que cada vez que salen a la luz estas iniciativas resurge el lógico temor de los autopercibidos reformistas sobre los arranques intempestivos del Rector. Pese a ser esta la pesadilla recurrente de los muchachos del 18, un nuevo motivo de inquietud ha aparecido en el horizonte, los movimientos de aquellos que participan en el esquema de gobierno de la Universidad Nacional de Córdoba, pero no tienen ningún compromiso para defender las políticas nacionales.

Las perspectivas de conflicto por la falta de presupuesto llevan a una encerrona a los integrantes de la Alianza PRO-UCR, pero algunos están dispuestos a sumarse a los reclamos y hasta a protagonizarlos, buscando además ampliar el marco de alianzas. El eje Psicología-Ingeniería que se cultivara en los bares de la zona de Rodríguez del Busto, se recrea hoy en los bares del sur donde sus referentes con cierto aspaviento puntean en una servilleta los posibles aliados. Mientras tanto, desde un repentino momento místico que negaría toda su trayectoria anticlerical, el Dr, Juri no cree que el ajuste sobre la educación superior sea la verdadera postura del actual gobierno nacional.

Secretos de una obsesión

Aunque no haya transcurrido ni un lustro desde que la Casa de Trejo celebrase su Cuarto Centenario, las condiciones de existencia y las relaciones de poder han cambiado radicalmente (je). Los galardones académicos y la capacidad de rosca que entronaron a referentes del pasado solamente sirven para que hoy podamos imaginar un contrafáctico en el que muchos de los “ex” con suerte habrían sido oscuros secretarios de facultad si les hubiera tocado hacer campañas públicas pidiendo el voto; mientras otros se quedaron esperando un milagroso operativo clamor que los rescate del ostracismo y el rencor.

Cuando pasen los faustos del Centenario de la Reforma, quienes estén interesados por mudarse al segundo piso del Pabellón Argentina para 2019, harán evidentes sus diferentes estrategias para los legos que votan. Una de ellas es mostrarse como dirigentes eficientes y ejecutivos  que enfrentan los problemas con audacia y que se alinean con los vientos que corren de cambio. Otra es  fortalecer su imagen académica, opción que corre un decimal en la fórmula con que se pondera el apoyo del claustro docente cada vez que son mencionados por la prensa especializada.

Siguiendo el modelo de Kübler-Ross, aquellos que no estén dispuestos a soportar el escrutinio de la sociedad universitaria – tribunal que exige una imagen pública notable y una vida privada presentable – pero tampoco se deciden a dedicar esfuerzos para destacarse como docentes/ investigadores, artistas, profesionales; la mejor estrategia para los años venideros es la negación y la primera plana de los matutinos titulará: “No me interesa ser Rector de la UNC, donde estoy me siento muy bien.”

Secretos de una obsesión

El Magister Jhon Boretto es un adelantado en este camino y ha enviado a todos sus laderos a pregonar su desinterés por convertirse en el próximo rector de la UNC. Cabe destacar que sus acólitos rezongan por lo bajo de la tarea encomendada, como si por alguna razón al  decano de la Facultad de Ciencias Económicas le pudiera interesar la opinión de sus súbditos.

En soledad, cuando contempla el horizonte desde su balcón en Nueva Córdoba, tiene la certeza de su estrategia “cloak and dagger” que es incomprensible para el razonamiento elemental de sus adláteres. Si asoma la  cabeza generará intranquilidad en algunos candidatos que mientras se encuentren  despreocupados, no dejan de cometer errores y ganarse enemigos.  Por otra parte, el gran jugador tiene un as en la manga en medio de un escenario de transformaciones universitarias, locales, nacionales y globales: es quien puede recrear Cambio Universitario, chance con la que no cuenta ninguno de los otros aspirantes. Y lo sabe.