Vanitas vanitatis

Buen caballero

dejad el mundo engañoso

y su halago.

(Jorge Manrique)

Vanitas vanitatis

Desde que el empeño por hacer historia y ganarse el bronce se convirtió en modelo de gestión universitaria en la Casa de Trejo, suelen proliferar titulares haciendo referencia a la excelencia de la cuatricentenaria casa de altos estudios, rankings de los que nadie ha escuchado nombrar antes y lugares privilegiados en escalas de dudosa procedencia. Sucede que apelando a la ὕβρις que todos los graduados de la UNC tenemos reprimida o manifiesta, este tipo de titulares disimulan el espacio de propaganda oficial que en realidad son.

Cualquiera con una mínima noción de cómo calcular medidas de tendencia central debería preguntarse lo obvio y la respuesta, también evidente, es que funcionan como instrumentos y estrategias de legitimación. Los rankings suelen beneficiar casi indefectiblemente a quienes los pagan, algo similar a lo que ocurre con las encuestas pre-electorales: sus resultados dependen de un complejo de variables que casi nunca aparecen en la noticia del matutino y siempre pueden ser cuestionados por arbitrarios e incluso, caprichosos. Por ejemplo, supongamos que se quiere medir el nivel de influencia de egresados en el escenario político nacional; la Universidad Católica Argentina disputaría el top 3 aunque uno de sus egresados de la carrera de Ingeniería que actualmente funge como presidente no sepa colocarse guantes de trabajo.

Sin embargo, esta época de galardones es propicia para el desfile de funcionarios alabando las bondades de pertenecer a selectos grupos académicos como quien agradece al mundo su nominación mientras posa en una red carpet. Apenas estuvo on line la edición de La Voz del Interior, ensayaron sonrisas para la foto la Dra. Miriam Carballo,  Pro-secretaria de Relaciones Internacionales; el Ing. Roberto Terzariol, Secretario General y hasta el rector Dr. Hugo Juri que compartió su alegría desde México a través de una entrevista radial, donde otra vez recalcó que está haciendo algo importante.

Del sainete propagandístico y su acrítica difusión en redes sociales, hubo dos cuestiones  que llamaron la atención. La primera, de orden metodológico, referiría a cuántas y cuáles universidades fueron evaluadas antes de confeccionar una escala ordinal donde la UNC estuviera incluida. Aquí podríamos preguntarnos cómo fue que logramos sortear el escollo de la UBA, única universidad nacional que puede mostrar egresados laureados con el premio Nobel.

Pero la cuestión acuciante y terrenal que nos consterna es la ausencia del decano de Ciencias Agropecuarias, quien ha demostrado una capacidad inusitada para establecer relaciones de causa-efecto que construyan su imagen como el gran hacedor de la historia ¿Será que se trató de un complot de celosos funcionarios ante el crecimiento de la figura política del Ing. Agr. Juan Marcelo Conrero o quizás la noticia coincidió con las vacaciones de su operador mediático y a la vez responsable del área de comunicación de la UNC? Un misterio.

Haciendo historia

Después del debut de la elección directa de autoridades uninominales que protagonizaron 7 unidades académicas, la conclusión evidente y que todos intentamos solapar con algún que otro circunloquio es que la relación de fuerzas dentro de la UNC permanece exactamente igual. Sin embargo, cuando la adrenalina y la obsecuencia le ganan terreno a la reflexión lógica, algunas anécdotas abandonan su carácter de tal para convertirse en ejemplo de bizarría.

Conrero trillizas

Los dos medios que se disputan el protagónico en la tarea de conducir los caminos de la Casa de Trejo hacia la misma hondonada donde fuera fundada la ciudad en 1573, sobreactuaron excitación las 12 horas después del escrutinio y pugnando por la sortija del decano de FCA, lo catapultaron como próximo rector.

El primer titular en esta seguidilla disparatada de exageraciones apareció cerca de las 21 horas del miércoles 14 de junio y decía:

Histórico: Marcelo Conrero es el primer decano de la UNC elegido en forma directa”.

Ante tamaña valoración eufórica de la inmediatez, alguien decidió poner paños fríos y llamó la atención sobre la realidad ya que resultaba una gesta insignificante alzarse con los honores por haber sido elegido 5 minutos antes que otros 6 decanos que se votaban ese día. Al mismo tiempo, nadie podía garantizar que por esas cosas del destino, otra unidad académica hubiese firmado actas de finalización de escrutinio algunos segundos antes y que estuviéramos ante un caso evidente de exceso en las funciones de RRPP que ostentan algunos periodistas con línea directa al decanato de FCA.

Sin mucha creatividad, La Voz del Interior decidió moderar su tono y modificó el titular a: Histórico: se eligieron los 7 primeros decanos de la UNC en forma directa” aunque el mensaje subliminal seguía siendo explícito ya que todo estaba montado sobre un enorme retrato del Ing. Agr. Marcelo Conrero.

El Alfil se tomó un par de días para procesar el agravio sufrido en la competencia por la extrema amabilidad proferida hacia el decano terrateniente y se despachó:

Oficialismo de UNC ya tiene un rectorable: Conrero

Como puede observarse, más allá del estilo desembozado, el Obispo rinde homenaje al periódico Ámbito Financiero, característico por evitar el uso de artículos y recurrir a las mentiras descaradas para justificar un argumento diciendo: “los resultados electorales de cada claustro en Agropecuarias son elocuentes: Titulares 95%; Adjuntos 96%; Auxiliares 90%; No docentes 97,5%; Estudiantes 74,5%; y Egresados 66,5%. El promedio general da un 70%.” Pero si afinamos el lápiz, el promedio general fue lo único correcto, ya que oficialmente y de acuerdo a las actas por claustro resultó: 79,31; 70,21; 73,97; 83,75; 74,5 y 66.49.

Cabe destacar que desde esta redacción no nos limitamos a reírnos a mandíbula batiente ante los hechos mencionados y queremos entrar en competencia ya que nos faltaran habilidades para el coaching pero tenemos honores al servicio de la lengua española. Si hay algo que se les pasó desapercibido a los voceros Juan Carlos Carranza y Gabriel Osman es la noticia publicitaria que conmociona al mundo de los cultores ganaderos, dado que fueron incapaces de arrimar votos con el nacimiento de las trillizas Holando en el Campo Escuela de la FCA. Sin duda alguna, otro gran logro del mentor del “Sí, se puede” conocido como Ing. Agr. Marcelo Conrero.