Odon´t

Aquella mañana de diciembre, con el mapa del tesoro en el GPS y las fuerzas policiales esperándonos en FERIAR parece un recuerdo de antaño después del jolgorio morado que significaron las primeras elecciones de autoridades uninominales con sistema de Reforma Express. No obstante y pese a la algarabía que se plasmó en los medios de comunicación serviles al oficialismo la semana pasada, algunos de los significantes demagógicos que apuraron los 7 minutos de Asamblea continúan latentes.

La supuesta democratización que enarbolaron los neo-reformistas se sustentó en una repetición hasta el hartazgo del valor “igualdad” aunque cada unidad académica guardara un peso en la ponderación completamente arbitrario, lo que para variar, beneficiaría a las facultades más poderosas en una futura elección de rector y vice. Pero dado que para ese entuerto todavía tenemos que transitar los fastuos por el centenario de la Reforma, resulta elocuente otra “igualdad” ficticia que sirve para acomodar a piaccere los resultados electorales: los estamentos del claustro docente.

Con la excepción de tentarse por el vintage y mantener el ancien régime, no existe otro elemento que permita justificar por qué  el voto de un docente con los mismos derechos y obligaciones que se desempeña como profesor adjunto, no vale lo mismo que el de un profesor asistente. Tampoco se justifica por qué están en el mismo estamento los profesores titulares con los profesores asociados; siendo que todos deben rendir concurso para acceder a su cargo y desarrollar las actividades de docencia, investigación y extensión. Inclusive, muchos de ellos, viven exclusivamente de su sueldo, por lo que se podría esperar que su pertenencia a la Universidad fuera más fuerte que la de aquellos que tienen una dedicación sencilla.

odon´t

Sin más devaneos retóricos, podemos apreciar un ejemplo con los resultados de la Facultad de Odontología y las implicancias de una distribución de poder basado en la igualdad que nunca es inocente.

 

Lista 10 (Lutri)

Lista 23 (López)

Lista 25 (Visvisián)

TITULARES 27 7

9

ADJUNTOS 23 6 8
AUXILIARES 164 126 46
ESTUDIANTES 391 1296 682
GRADUADOS 221 262 206
NO DOCENTES 80 38 25

Por lo que si se hubiera postulado la igualdad entre todos los ciudadanos universitarios el resultado hubiese sido:

Lista 10 (Lutri)

Lista 23 (López) Lista 25 (Visvisián)

906

1735

976

25,05%

47,97%

26,98%

Sin embargo, la aplicación del reglamento vigente arrojó el siguiente resultado:

Lista 10 (Lutri)

Lista 23 (López) Lista 25 (Visvisián)
41,14% 35,60%

23,26%

Lo más interesante es lo que hubiese ocurrido si las razones para impulsar el cambio de sistema de elección hubiese sido la igualdad y por lo tanto el claustro docente fuera único:

 

Lista 10 (Lutri)

Lista 23 (López)

Lista 25 (Visvisián)

DOCENTES 214 139 63
ESTUDIANTES 391 1296 682
GRADUADOS 221 262 206
NO DOCENTES 80 38 25
 

37,90%

40,64% 21,46%

De todas las formas que ha revestido la democracia a lo largo de la historia, la que se impone en la Casa de Trejo a casi 100 años de la Reforma resulta particular: elimina la posibilidad de debate y discusión, es partidaria de la represión, mantiene una lógica estamental a la que en cualquier momento le incorpora derecho de ban y enarbola una igualdad completamente ausente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s