Yo quiero ser

Cuando nosotros tres -porque ese es el número cabalístico- decidimos dejar de deambular por los pasillos de la Casa de Trejo y convertir parte del departamento en Garamond, teníamos una aspiración secreta: ser un “observador universitario” de esos que cita el Obispo y así convencimos a varios de integrar Revista ECO. A cada ser que manifestaba un mínimo interés por colaborar con nosotros, le recitábamos un ensayado speech al ritmo de “Yo quiero ser una chica Almodóvar” donde podía proyectarse como esos eternos bebedores de café, comodines para cualquier posición política, siempre y cuando se pueda demostrar que fueron los primeros que la enunciaron, esos superexplotados por “Il Corriere della Vía Valparaíso” para sustentar hechos inverosímiles. Por supuesto que la oferta también incluía no parar de viajar del invierno al verano, desayunar en Tiffany, ir con Madonna en una limousine o ser como Miguel Bosé, dependiendo del interlocutor.

desafio

Sin embargo, lejos de encontrar la salida de este gris laberinto disfrazados de una figura de ajedrez, lo único que conseguimos fue que nos robaran ideas con total impunidad sin que eso nos distraiga de nuestra misión. En medio de la desorganización institucional para las tan ansiadas primeras elecciones directas de la UNC, El Alfil no dudó en montar una  infame opereta donde afirma que las elecciones en la Facultad de Arquitectura están definidas porque los sondeos de opinión le dan una ventaja a la candidata de Macri, la Arq. Mariela Marchisio, entre los estudiantes.

Como la estrategia de dos objetivos es un continuum del pasquín, el análisis de esta operación periodística es de rutina:   

  1. por un lado tildar de K a cualquier agrupación opositora a la Alianza Franja Morada-PRO, montados en los buenos resultados que esta táctica electoral les ha redituado, y por otro
  2. dejar abierta la posibilidad de que los contraten para hacer encuestas futuras, en el caso que la billetera del Delasotismo que hoy los mantiene se vea afectada por las investigaciones sobre sus vínculos con Odebrecht.

Es sabido que los análisis post electorales sobre las predicciones de las encuestas son duros con los pronósticos pero al mismo tiempo, inocuos para los culpables de la malversación de la información. Por esta razón y porque creemos que al día del periodista lo debemos honrar con algo más que una bandeja de sandwiches de miga regalados, desde ECO queremos proponer una apuesta pública  a los empleados del Rectorado de la UNC (que están con pase en comisión en El Alfil): Si el resultado del claustro estudiantil para decano y vice en FAUD es contrario a la certeza del pasquín, invitan a un asado para las dos redacciones y nosotros pagamos en caso de que el Obispo acierte. Pero para que esto no parezca una contienda sin confraternidad entre colegas, les ofrecemos la revancha en un partido de fútbol 5 previo a la comilona (aunque originalmente la propuesta era una justa en el Campo de Agronomía).  Es más, si piensan incluir en la alineación a ese señor de barba blanca, pueden jugar con 6.

Anuncios

3 comentarios en “Yo quiero ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s