Plagiar es implícitamente admirar

3 mosqueteros

Elecciones docentes

El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir

Alejandro Dumas

 

Estimado pasquín:
Gracias a las buenas artes de mi amigo Nicetas, he tomado conocimiento del plagio perpetrado por ustedes sobre uno de mis primeros grabados. Se trata de una burda imitación que realizaran sobre la analogía presentada por esta redacción entre el Rey Luis XIII de Francia y sus famosos mosqueteros con el ex rector de la UNC; Dr. Francisco Tamarit y 4 de sus valiosos lugartenientes con vocación de proezas de fracaso certero: Dra. Silvia Barei, Dra. Carmen Visvisian, Ing. Agr. Gustavo Soto y Dr. Alberto León.
Sinceramente, no es el hurto de ideas la que me genera desazón porque de un obispo que adquirió sus púrpuras en una venta de garage, no podría esperar nobleza alguna. Lo que mueve mi más profunda decepción es la ignorancia que los enorgullece. Todos saben que en Garamond soy el más lego (inclusive el gato de Diotallevi tiene más formación académica que quien suscribe) pero he disfrutado mi infancia y desde muy temprana edad pude gozar de una magnífica herramienta conocida como wikipedia, lo que me permite constatar que aquel vago recuerdo de las lecturas antes de dormir, no se aleja de la obra de Dumas.
A continuación voy a confesarles una evidencia que ustedes desconocen y quizás, se modifique el curso de sus vidas a partir de este momento y para siempre: Pese a que el nombre de la obra más popular de Alejandro Dumas es “Los 3 Mosqueteros”, dicha novela relata las aventuras de un purrete conocido como D´Artagnan que se suma al grupo compuesto por Athos, Porthos y Aramis para el servicio del rey francés. Si bien D´Artagnan no es un mosquetero con título, se suma al grupo y en las primeras páginas ya el lector sabe que se trata de 4 personajes inseparables bajo el lema “Todos para uno y uno para todos”.
Resulta indisimulable que quien osó hurtar mi idea no está compenetrado con la obra de Dumas y por ello me tomo el atrevimiento de recordarle las múltiples interpretaciones para cine y televisión que se realizaron y que a la sazón, puede encontrar on line. Por otra parte, todos estos acontecimientos me revelaron la imagen del Cardenal Richelieu y la semejanza con (uno de) ustedes. De nada.

Anuncios

Un comentario en “Plagiar es implícitamente admirar

  1. Pingback: Yo quiero ser | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s