Water under the bridge

Mientras miro las nuevas olas

Yo ya soy parte del mar

 

water under the bridge

De a poco los años van calando hondo en los jóvenes del ayer.

Tipos capaces de fumar debajo del agua, de enancarse en la resistencia a la elección indirecta para modificar la representación de las facultades y resolver su situación de minoría.

Decanos que deben su gloria al perfil de galanes lanceros, acosadores, detentadores y usufructuarios de su posición de machos alfa, han mostrado supersónica velocidad para organizar jornadas por los derechos de las mujeres en tren de lavar con legía su brutal imagen.

Decanos que fueron los redactores de la contribución “voluntaria” estudiantil se preocupan por atiborrar la página de su facultad con convocatorias a becas solidarias, cuando unos años atrás se declararon tan conocedores de la capacidad financiera del claustro estudiantil que impedían rendir exámenes finales si se registraba deuda alguna .

Trogloditas que siempre sostuvieron a voz en cuello que los que cantan en los coros “son todos putos”, alientan actuaciones del coro de su facultad en otro claro intento de alardear de lo que carecen.

Pero ya no son lo que eran. La anteojera del odio les impidió reaccionar frente a la terrible decisión de la mayoría de la corte suprema -sabemos que se debe escribir con mayúsculas, pero como no merecen el honor, nuestra decisión editorial es tratarlos con minúsculas- de aplicar el 2×1  que fuera aprobado para apurar a la clasista y atorranta justicia argenta, y aplicable entre los años 1994 y 2001 en los casos de los delitos de asesinos, violadores y secuestradores de niños.

Reaccionó Ramoncito (es necesario revisar las virtudes de las combinaciones del Speed con alcohol, o la intuitiva reacción a las desagradables consecuencias del abuso de la “happy hour”).

Reaccionó “El Gringo” (están haciendo unas insulinas de puta madre).

Pero ellos ahí quedaron, carentes de reflejos, preocupados porque la campaña electoral no se politice, no se desmadre, ansiosos por discutir planes de estudio y organización de espacios verdes.

Se los ve enlodados, mucho más a la derecha de lo que las pasarelas aconsejan, anquilosados  de manera abyecta en su rol de referentes para una serie de jóvenes entusiastas que vitorean a Alfonsín y terminan apoyando las reaccionarias decisiones políticas de sus más encarnizados enemigos.

 

“Saben los que te conocen que no estás igual que ayer”

Anuncios

3 comentarios en “Water under the bridge

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s