Me gusta cuando callas porque estás como ausente

me gustas cuando callas

El escenario del glorioso retorno al sillón rectoral del Dr. Juri, se caracterizó por el equilibrio inestable de poder con su compañero de fórmula y consecuentemente, con la Facultad de Derecho; lo que lo llevó a cifrar sus esperanzas en otra unidad académica destacada por iluminar la ciudadanía con una estirpe memorable: la Facultad de Odontología. Seguramente, algunas aves de rapiña sobrevolando el ala derecha del Pabellón Argentina, terminaron de persuadir al rector de que tenía en la manga un protagonista que hacía honor al camino que marcaran Héctor Cámpora, Ricardo Obregón Cano, Rubén Américo Martí o Ramón Bautista Mestre y firmó la  Resolución 1050/2016, pensando que además de estar pagando una deuda de gratitud por los votos que Odontología había aportado a su elección, estaba sumando una espada para su defensa en las turbulentas lides del Honorable Consejo Superior.

Sin embargo, en el recinto de las Baterías D, lo que destaca en la performance de la Dra. Mirta Spadillero de Lutri es justamente su silencio, como si la devolución de favores fuera una brida. Desde hace ya más de un año, el Secretario General pronunció infinidad de vocablos, a excepción de  “Tiene la palabra la consiliaria Mirta Spadiliero de Lutri”. Si se contabilizan las 11 sesiones del año 2016 y las 4 del 2017 cuyas actas están disponibles, se leerá que la decana de Odontología nunca emitió un comentario; ni siquiera cuando en la sesión del 28 de junio del 2016 el Decano Gustavo Chiabrando pidió “el reemplazo de la doctora Mirta Spadilierio de Lutri por otro decano que no cumpla doble función de gestión como titular de área” con una argumentación que destacaba la manera en que se violentaba el espíritu del Estatuto Universitario al tener personas que se desenvolvían como decanos, titulares de área, consiliarios, asambleístas y paritarios.

En la sesión del 21 de marzo de 2017, en ocasión del debate por la firma del acuerdo de Participación del UNC como miembro contribuyente de la plataforma edX (plataforma de cursos en línea masivos y abiertos fundada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Harvard en mayo de 2012), asunto eminentemente académico, el consiliario estudiantil Ramiro Albarracín reclamó que la Titular del Área Académica, presente en la sesión, diera respuestas a los cuestionamientos pero pese a su retórica, tampoco tuvo éxito.

Quizás el secreto del ascenso esté en el silencio ante la discusión académica, la lealtad al poder y ocultar las ambiciones que puedan generar preocupación a los poderosos. Es probable que la Dra. Spadiliero haya exagerado su bajo perfil y, sobre todo, su baja contracción a cumplir con las responsabilidades. Como en el Consejo Superior no le permiten ser reemplazada, por la baja confianza que genera su Vicedecana, directamente se desentendió de su rol como Titular del Área de Asuntos Académicos, pero no le salió gratis ya que desde la Secretaría de Asuntos Académicos de la Universidad Nacional de Córdoba no están dispuestos a mantener ñoquis y por lo tanto eliminaron cualquier referencia al rol de la Decana de Odontología en su organigrama. Su evidente ausencia también es notada por los participantes de las cuatro populosas comisiones de Planificación Estratégica que deberían depender de ella, en las que no figura ni siquiera como coordinadora.

“Nosotras entendemos los acuerdos políticos, pero que nos envíen a alguien que no solo no entiende del tema académico, no se hace cargo de los problemas administrativos, no tiene iniciativas para mejorar la gestión y encima tiene puesta la cara de enojada todo el día, es demasiado. Tendrá sus virtudes, pero no estamos dispuestos a esmerarnos por encontrarlas”, argumentaron fuertemente en la SAA.

Elementary, my dear Dr. Watson: PxV=nxRxT

El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen.

Anatole France

Lejos de ser una duda metódica pero ocupando buen tiempo de los devaneos en Garamond, no podíamos saber a ciencia cierta qué había llevado al insípido Sergio Dassie a encabezar la lista opositora en la Facultad de Ciencias Químicas. En su biografía personal, el dato más destacado es haber nacido en Leones, una ciudad que a excepción de los Pellegrino ha sido cuna de ilustres desconocidos.

Sin embargo, el misterio queda casi develado cuando el instinto de sabueso fue atraído por la unión conyugal: su pareja es la Dra. Carla Giacomelli, Secretaria de Ciencia y Técnica de la UNC desde que volvieran los reformistas de Cambiemos, designación que debe favores a la titular del área, la Dra, Miriam Strumia. Pero algo nos hacía ruido, no veíamos que el volumen de juego de la Secretaria -que a duras penas puede con lo cotidiano de la Secyt- le diera también para operar en la interna de su facultad, ni que la Dra. Strumia hubiera abandonado su papel de 4 de bastos.

Elementary

Como muchas veces pasa lo que no veíamos estaba puesto frente a nuestros ojos. Fue suficiente invertir la pregunta inicial: ¿Por qué el Dr. Santiago Palma no era el candidato a decano? Ya que sin ser Roger Moore (QEPD) puede acreditar algo de simpatía, a lo que suma un prestigio profesional sobrevaluado y un grado de cinismo que excede la media de la Facultad.

La red social que te recuerda lo que hiciste un día como hoy en años anteriores nos tiró el primer cable, así nos enteramos que el Dr. Palma es un militante comprometido con la causa de Margarita Stolbizer y que hace exactamente un año la acompañó en su recorrida por la Universidad Nacional de Córdoba, poniendo su cargo de consejero por los profesores de la FCQ como elemento de lustre a la visita de una referente política que es más afectada por las decisiones de Gregg Popovich que por las de Mauricio Macri.

Este apoyo al GEN no aparece como un contrapeso para ser candidato en una unidad académica pletórica de libres pensadores, progresistas y rezongones. No obstante, la política nacional es compleja: hoy Margarita está trabajando un acuerdo con Massa a nivel federal, cuyo socio en Córdoba es José Manuel De La Sota; el Gallego no tiene problemas en ceder su candidatura a quien proponga Juan Schiaretti, pero a la figura pública del GEN cordobés -el ex radical y ex juecista Miguel Ortiz Pellegrini- no está dispuesto a darle ni una anchoa en el desierto, mucho menos a volver a ponerse el mote de “ex”.

En las conversaciones preliminares le pidieron a Margarita una figura en Córdoba que tenga el perfil intelectual que pueda expresar a su espacio y el ambicioso Dr. Palma no quisiera dinamitar sus chances de ser un candidato con expectativas en las listas de “Unión por Córdoba” por ser la cabeza de una fórmula al decanato que va a ser derrotada ruidosamente.

Presente y pasado

Una de las especialidades en la estrategia de combate que viene desplegando el oficialismo morado hacia las elecciones del 6 de Junio es la perenne alianza con El Alfil, un experto colocador de trampas cazabobos con su pluma mediocre pero efectiva. En esta línea, el diario del Obispo publicó dos días seguidos alguna que otra elegía a la decana de la Facultad de Lenguas, Elena Pérez, quien disputará su reelección el mes próximo y curiosamente, destaca un semblante poco conocido de la profesora en cuestión: su perfil intelectual.

Elena Lenguas

Quizás iluminada por los innumerables ploteos del admirado Antonio Gramsci que decoran los pasillos de Lenguas en la Av. Valparaíso, Elena decidió que era momento de medirse con el decano amo y señor de las palabras, el filósofo Diego Tatián, y se encaminó hacia el Consejo Directivo para pronunciarse respecto de la situación en Venezuela pero este hito tiene un camino por detrás que esconde su verdadero sentido.

A finales del 2014, el Consejo de Lenguas emitió una declaración donde afirmaba: “Su rechazo a todo convenio, respaldo, aval, actividad, declaración de interés o cualquier evento entre las facultades de la Universidad Nacional de Córdoba y empresas cuyas actividades y objetivos principales atenten contra la integridad y preservación del medio ambiente.

Durante todo el año 2015, a la Facultad de Lenguas le comieron las mismas los ratones y no hubo declaración alguna. Dicen los malintencionados que este silencio fue un triunfo de otro decano, -conocido por seducir rubias- que insistió en que esa declaración eco friendly había sido una imprudencia y que mejor consultar antes que opinar.

En el 2016, Lenguas publicó en total 3 declaraciones: una sobre violencia de género, donde intenta disputarle el espacio que a fuerza de presencia y claridad conceptual había ocupado la ex decana Silvia Barei y otras dos en que vuelve a reiterar su condena a la violencia, particularmente aquella que atente contra la “democracia republicana”.

El 2017, lo empezaron con una declaración que daba continuidad a las del 2016, y allí se desataron los problemas. La declaración 2/2017 nunca existió, como puede apreciarse en la imagen más abajo, pero se hizo una resolución “que declara”, algo así como un híbrido de ambas figuras burocráticas y de ahí pasamos a la declaración 3/2017. Hasta acá todo parece un detalle entre tantos desatinos que se cometen habitualmente en la administración universitaria, salvo que la decana de los ojos claros más malos de la UNC prefirió adjudicarle toda la responsabilidad del furcio a su vice y la Magistra María Belén Oliva estalló: “Por esto se va a enojar, justamente conmigo que la cubro hasta en los más pequeños detalles. Salgo en las fotos tomando una copa como una ordinaria para que no quede en evidencia su falta de clase”.

Las consecuencias son de público conocimiento; al fin y al cabo, la actual fórmula se desgranó y no va por la reelección, dejando la dupla Pérez – Capell como representantes del oficialismo en la contienda y el HCD emitió su declaración 3 saltando la 2.

Lenguas DIGESTO

La declaración 3/2017 es un claro ejemplo de cómo se puede poner a una institución como el HCD en función de los intereses electoralistas de un oficialismo asesorado por lo más rústico de la política universitaria. Después de hacer mutis por el foro ante una aberración como la aplicación del 2×1 a los genocidas y de contemplar por TV cómo el pueblo que colmaba las calles obligaba a dar marcha atrás, presentaron una propuesta de declaración para condenar al gobierno venezolano con la intención de que los voceros morados utilizaran la iniciativa como un detector de K.

La trampa tuvo un efecto aunque mínimo y la representación de Libres del Sur, chavistas de la primera hora, firmaron la declaración. Probablemente, la próxima proeza intelectual impulsada por la Prof. Pérez, exprese su genuina preocupación por la sequía en el Cuerno de África, quien como arguye El Alfil, contaría con información suficiente para dar una opinión respetable y nunca oportunista.

Ni tirios ni troyanos sino todo lo contrario

Ya se sabe que cuando uno juega a la ambigüedad termina siendo poco creíble para propios y extraños.

Ni tirios ni troyanos

El decanato de Ian Duttari en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Córdoba fue uno de esos inventos que suelen salir de la ingeniosa cabeza del Magister Jhon Boretto. La línea de razonamiento fue por estos caminos: Estamos sin candidato, los pocos referentes nuestros están quemados, busquemos un buen profesor, con alguna trayectoria, aunque no sea nuestro y le nombremos todos los funcionarios.

Duttari, que acababa de dejar su decanato en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Córdoba aceptó gustoso cambiar el ambiente augusto de la auténtica Casa de Trejo por las fiestas con strippers que le organizaba su predecesora Arq. Elvira Fernández.

En general no se quejó en demasía en su nuevo papel, sólo se cansó de renegar con el Secretario de Extensión. Pero cuando las torpezas del Secretario Agustín Sattler colaboraron para que la Franja Morada perdiera el centro de estudiantes, le puso el título de mariscal de la derrota y apenas tuvo oportunidad se lo sacó de encima y lo envió de refugiado a la Embajada de la SEU del rectorado.

Lo que no esperaba el Arq. Duttari es que después de la sorpresiva derrota en las elecciones de consejeros docentes, nadie se hiciera cargo de su gestión, a tal punto que la candidata a darle continuidad a su proyecto cree que lo más apropiado en plena campaña es negarlo tres veces antes de que cante el gallo, como le hiciera Pedro a Jesús.

En el debate del viernes por la noche cuando la candidata opositora, Arq. Celina Caporossi, le preguntó sobre los déficits actuales de la FAUDI, la Arq. Mariela Marchisio responde que “En realidad el equipo de gestión que estamos proponiendo en este momento, no es el equipo que en estos momentos está gestionando la facultad” (minuto 25:05 del video haciendo click aquí).

El decano que inaugurara la temporada oficial de strippers en la UNC -extraoficiales hubo otros pioneros- también dio el puntapié inicial a los exabruptos en los cortes de los debates. Quienes creían que Duttari ya había perdido todo su poder se equivocaron, tuvo el suficiente para lograr que en el cierre, la candidata Marchisio reconociera vergonzosamente su oficialismo y dijera “Somos un equipo que estamos en este momento en la gestión, somos gestión, con experiencia en gestión.” (minuto 1:05:10 de la misma cinta).

La duda que queda flotando en el aire es cuantos fieles habrá perdido por renegada y cuantos críticos habrá perdido por oficialista.

Old habits die hard

Old habits die hard

La contienda electoral cuyo duelo definitivo tendrá lugar el próximo 6 de Junio donde se elegirán autoridades decanales de 7 unidades académicas, comenzó hace rato con usos y costumbres no tan habituales en la Casa de Trejo. Es probable que estrenar un nuevo sistema sea el momento justo para probar una serie de estrategias que vienen dando frutos extra muros de Ciudad Universitaria y con el paso del tiempo, nadie recuerde cómo fue que se produjo tal transformación. Con el diario El Alfil del lunes en la mano, podemos corroborarlo: el pasquín no solamente distorsiona los hechos -vamos a asombrarnos el día que no lo haga- sino que difama a los integrantes de la Junta Electoral de la Facultad de Ciencias Químicas que no hicieron otra cosa que seguir a pie juntillas lo que dice el reglamento redactado en el Honorable Consejo Superior y que se encuentra publicado en el Boletín de fecha 10 de Marzo de 2017 (ver art. 3 Ord. HCS 1/2017).

Sin embargo, los personajes que deambulan por la cuatricentenaria universidad no son nuevos y tienen viejas mañas. Tal es el caso del ex Vicerrector Gerardo Fidelio que esta vez, no estuvo envuelto en ningún escándalo como aquel que supo animar al Honorable Consejo Superior pero sí consiguió que por enésima vez un diputado le preste atención a su iniciativa de facilitar la importación de reactivos y equipamientos desde el exterior. Los legos legisladores son rápidamente seducidos por las simplificadas explicaciones del investigador y creen que están a un paso de ser aplaudidos hasta por los cobayos gracias a sus gestiones, claro que después se encuentran con la marca rígida y combinada de la AFIP, Aduanas, Policía de Seguridad Aeroportuaria y SEDRONAR y sus sueños se hacen añicos junto con los cobayos que desde ya les recordamos, no votan.

FCQ Austin

Es cierto que la actual gestión nacional PRO-UCR no ha mostrado excesivo interés en cuidar la industria nacional y ello puede jugar a favor de la iniciativa, pero es probable que nuevamente sea en vano, solo porque los subsidios de los investigadores ya no alcanzan para comprar nada en el exterior.

De todas maneras, no vamos a dejar que el humo que nos intenta vender el director del CIQUIBIQ -una de sus especialidades no declaradas en su CV en CONICET-, nos tape el real motivo de la reunión: inventar un argumento para votar a la desangelada fórmula de Cambiemos en la Facultad de Ciencias Químicas de la UNC.

Cuando en el 2013 creíamos que la dupla Fidelio-Strumia había dado un paso muy audaz para la tradición química, apoyando como Rector al Lic. Blanco pese a que éste no contaba con título máximo, declaraba durante décadas que su tesis doctoral estaba en proceso y nunca había publicado un artículo en revistas indexadas, este año redoblan la apuesta y apelan al apoyo partidario para tratar de rascar algún voto en una facultad que siempre priorizó mirar los antecedentes académicos de los candidatos antes que sus aspiraciones de poder.

Es poco probable que la gran promesa morada hoy en el Legislativo Nacional haya perdido la memoria y como consecuencia, ya no recuerde que condenaba a quien fungiendo algún cargo de gestión también adhería a posturas políticas por fuera de la Universidad. Después de todo, quien maneje la agenda en la gira publicitaria de Brenda Austin encontrará un espacio para que la diputada se pronuncie sobre la reforma de la Ley Nacional 25.613 con los estudiantes de Ciencias Químicas que fueron a Buenos Aires a conocer “el funcionamiento de estas instituciones claves en el desarrollo, avance y mejora en nuestra sociedad” el fin de semana pasado.

Pifiare humanum est

Cualquier ingenuo paseante de la vida universitaria daría por cierto que para obtener información acerca de las elecciones en nuestra Casa de Altos Estudios, debería consultar a quienes se encuentran en el inside mass mediático ubicado en Marqués de Sobremonte. Sin embargo, lejos de obstinarse en el rigor periodístico, las gentiles almas que comanda el Ing. Manuel San Pedro arrojan datos más confusos que cualquier oráculo.

Al cierre de la etapa para presentación de listas en las 7 unidades académicas que disputarán decanatos el próximo 6 de Junio -por un dígito no fue el número de la bestia-, el multimedio pifió su cómodo copy/ paste y publicó en el portal on line CBA24N dos fórmulas contrincantes idénticas para dos facultades distintas.

Pifiare humanum est

Según la fuente de referencia, Perez – Capell competirían contra López Barrios – Marchiero tanto en la Facultad de Lenguas como en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño provocando un importante zafarrancho en los padrones que podría llevar a que la Junta Electoral impugnara dichas elecciones y quizás, hasta llamase a una escueta asamblea para fusionar todo bajo la nominación de Arquitectura, Urbanismo, Diseño, Lenguas y demás deudos.

Afortunadamente, en esta redacción tenemos siempre la mejor disposición para la exégesis y luego de un importante ejercicio llegamos a las siguientes conclusiones:

  • Nadie con el nombre Marchiero se ha postulado para autoridad uninominal en ninguna facultad. Es probable que quien redacta desde Fray Miguel de Mojica haya desconfiado del nombre Marchiaro en la sección “Universidad Nacional de Córdoba” pero en este caso el patronímico no se refería al coqueto geeky que acompaña a la gestión Mestre desde la Secretaría de Cultura de la Municipalidad sino a la Magistra Silvana Marchiaro quien acompaña a Mario López Barrios frente a la fórmula que  encabeza la actual decana de la Facultad de Lenguas, Elena Pérez junto con Martín Capell.
  • La Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño no es responsable por el halo de misterio top secret que CBA24N ha propagado. Al respecto, en la web institucional se encuentra el Acta 6 donde se expresa que se enfrentarán en las próximas elecciones la dupla Celina Caporossi – Fernando Rosellini por la lista MAS versus Mariela Marchisio – Guillermo Olguín de la lista SOMOS continuidad de la actual gestión Ian Duttari – Daniel Capeletti.

Reportó Nicetas Choniates para Revista Eco.

Plagiar es implícitamente admirar

3 mosqueteros

Elecciones docentes

El orgullo de quienes no pueden edificar es destruir

Alejandro Dumas

 

Estimado pasquín:
Gracias a las buenas artes de mi amigo Nicetas, he tomado conocimiento del plagio perpetrado por ustedes sobre uno de mis primeros grabados. Se trata de una burda imitación que realizaran sobre la analogía presentada por esta redacción entre el Rey Luis XIII de Francia y sus famosos mosqueteros con el ex rector de la UNC; Dr. Francisco Tamarit y 4 de sus valiosos lugartenientes con vocación de proezas de fracaso certero: Dra. Silvia Barei, Dra. Carmen Visvisian, Ing. Agr. Gustavo Soto y Dr. Alberto León.
Sinceramente, no es el hurto de ideas la que me genera desazón porque de un obispo que adquirió sus púrpuras en una venta de garage, no podría esperar nobleza alguna. Lo que mueve mi más profunda decepción es la ignorancia que los enorgullece. Todos saben que en Garamond soy el más lego (inclusive el gato de Diotallevi tiene más formación académica que quien suscribe) pero he disfrutado mi infancia y desde muy temprana edad pude gozar de una magnífica herramienta conocida como wikipedia, lo que me permite constatar que aquel vago recuerdo de las lecturas antes de dormir, no se aleja de la obra de Dumas.
A continuación voy a confesarles una evidencia que ustedes desconocen y quizás, se modifique el curso de sus vidas a partir de este momento y para siempre: Pese a que el nombre de la obra más popular de Alejandro Dumas es “Los 3 Mosqueteros”, dicha novela relata las aventuras de un purrete conocido como D´Artagnan que se suma al grupo compuesto por Athos, Porthos y Aramis para el servicio del rey francés. Si bien D´Artagnan no es un mosquetero con título, se suma al grupo y en las primeras páginas ya el lector sabe que se trata de 4 personajes inseparables bajo el lema “Todos para uno y uno para todos”.
Resulta indisimulable que quien osó hurtar mi idea no está compenetrado con la obra de Dumas y por ello me tomo el atrevimiento de recordarle las múltiples interpretaciones para cine y televisión que se realizaron y que a la sazón, puede encontrar on line. Por otra parte, todos estos acontecimientos me revelaron la imagen del Cardenal Richelieu y la semejanza con (uno de) ustedes. De nada.

Water under the bridge

Mientras miro las nuevas olas

Yo ya soy parte del mar

 

water under the bridge

De a poco los años van calando hondo en los jóvenes del ayer.

Tipos capaces de fumar debajo del agua, de enancarse en la resistencia a la elección indirecta para modificar la representación de las facultades y resolver su situación de minoría.

Decanos que deben su gloria al perfil de galanes lanceros, acosadores, detentadores y usufructuarios de su posición de machos alfa, han mostrado supersónica velocidad para organizar jornadas por los derechos de las mujeres en tren de lavar con legía su brutal imagen.

Decanos que fueron los redactores de la contribución “voluntaria” estudiantil se preocupan por atiborrar la página de su facultad con convocatorias a becas solidarias, cuando unos años atrás se declararon tan conocedores de la capacidad financiera del claustro estudiantil que impedían rendir exámenes finales si se registraba deuda alguna .

Trogloditas que siempre sostuvieron a voz en cuello que los que cantan en los coros “son todos putos”, alientan actuaciones del coro de su facultad en otro claro intento de alardear de lo que carecen.

Pero ya no son lo que eran. La anteojera del odio les impidió reaccionar frente a la terrible decisión de la mayoría de la corte suprema -sabemos que se debe escribir con mayúsculas, pero como no merecen el honor, nuestra decisión editorial es tratarlos con minúsculas- de aplicar el 2×1  que fuera aprobado para apurar a la clasista y atorranta justicia argenta, y aplicable entre los años 1994 y 2001 en los casos de los delitos de asesinos, violadores y secuestradores de niños.

Reaccionó Ramoncito (es necesario revisar las virtudes de las combinaciones del Speed con alcohol, o la intuitiva reacción a las desagradables consecuencias del abuso de la “happy hour”).

Reaccionó “El Gringo” (están haciendo unas insulinas de puta madre).

Pero ellos ahí quedaron, carentes de reflejos, preocupados porque la campaña electoral no se politice, no se desmadre, ansiosos por discutir planes de estudio y organización de espacios verdes.

Se los ve enlodados, mucho más a la derecha de lo que las pasarelas aconsejan, anquilosados  de manera abyecta en su rol de referentes para una serie de jóvenes entusiastas que vitorean a Alfonsín y terminan apoyando las reaccionarias decisiones políticas de sus más encarnizados enemigos.

 

“Saben los que te conocen que no estás igual que ayer”

Gajes del oficio

gajes del oficio

Es cierto que hasta que comenzó el Tour 2017 de la Orquesta de la UNC en contra de la precarización laboral que sigue haciendo sonar sus reclamos por toda la zona céntrica de la ciudad de Córdoba con acústicos exclusivos en el Honorable Consejo Superior, esta redacción no prestó mayor atención a lo que sucedía en la Secretaría de Extensión Universitaria. Podríamos ensayar excusas al respecto pero en realidad, estábamos bastante seguros de que las relaciones con la comunidad venían navegando con viento a favor ya que los vínculos con los gobiernos nacional, provincial y municipal se garantizan continuamente con acuerdos políticos y operativos como el préstamo de las fuerzas policiales en las inmediaciones de Feriar para la fastuosa asamblea de 7 minutos que logró la reforma del Estatuto Universitario.

Con la pluma a disposición del matutino cordobés para estirar los bordes del impacto social, la gestión morada escamoteó magistralmente durante su primer año cualquier reclamo posible. Después de todo el empeño del secretario Conrado Storani para humanizar a Juri y que el viejo rector se luzca firmando acuerdos con la CGT o inaugurando las universidades populares ¿Alguien estaría en condiciones de esbozar siquiera una crítica o quizás una renuncia?

La semana pasada nos llegó la copia de una esquela remitida a las autoridades competentes sobre la situación en la Escuela de Oficios titulada “Renuncia escuela de ofcios“. Lo curioso es que efectivamente se trata de la renuncia de un docente a su función y sus derechos pero al mismo tiempo, reconoce no poseer ningún vínculo contractual con la UNC a pesar de estar al frente de un curso desde el 17 de Abril de 2017. Dado que aún estamos en una fase preliminar de nuestra investigación, compartimos la carta como un homenaje a los trabajadores en su día de precarización. Después de todo ¿Quién podría olvidar que la denominación del Antiguo Régimen para los oficios los calificaba de viles ya que eran incompatibles con cualquier actividad o gesto de la nobleza?