Avisos parroquiales

Volvimos. El domingo a mediodía decidimos agradecer con una importante comilona a quienes encarnaron ECO los meses de  verano y conocimos aquellos que hasta el momento solamente eran nombres de fantasía en el Inbox.

Es cierto que esperábamos nos acogiera el incipiente otoño en el aeropuerto y ante la negativa, nuestra desilusión debe haberse notado a simple vista al tiempo que repartimos las golosinas del Free Shop. La velada se extendió bajo el sol de la siesta con sabor a prosecco de Valdobbiadene y las travesuras de Garamond (el gato que vive en la redacción) que no dejaba de llamar la atención de Diotallevi. Mientras Nicetas nos ponía en autos sobre lo que la delegación de Magnetto y los secuaces del pasquín decían sobre dos rectores y sus respectivas proyecciones para las legislativas de 2017, el ringtone indicando un correo nuevo interrumpió la música de fondo.

Con la excusa de preparar café para bajar la bandeja de tiramisú que habíamos deglutido después de la lasagna, espié el celular y confirmé que el remitente del e-mail no era conocido y el asunto era al menos provocador. No resistí la curiosidad de saber qué había ocurrido el día anterior en el local de medialunas típicas de Punta del Este que se encuentra en la zona de Barrio Jardín.

Volví a la mesa con la Volturno cargada y una bandeja de tazas. Puse pausa en la reproducción de Spotify y disparé: “O esto es un déjà vu o como decía Marx, la historia se repite y bla bla bla pero según este informante anónimo, ayer sábado se encontraron bien temprano en una mesa de café el ex rector Francisco Pancho Tamarit, su ex secretario general, Alberto León, la ex rectora y diputada Carolina Scotto más un gordito de barba no identificado, un tanto más joven que los tres contertulios.”

e pur si muove

Era la única pista sobre ese encuentro que teníamos. Nada se sabía sobre lo que conversaron, tampoco había una fotografía, ninguno de nosotros seis podía identificar al informante. Garamond miró fijamente a la nada como si un espectro se hubiera presentado en el living y maulló.  En el sinfín de elucubraciones que derivaron a partir de ese momento llegamos a pensar que esa reunión nunca había ocurrido.

Por un lado, la proximidad de las listas definitivas que compitan en las PASO para la elección de diputados nacionales es un dato insoslayable de la realidad pero al mismo tiempo, un café sabatino sería la única  evidencia sobre la recuperación del interés político luego de un profundo silencio por parte de la Dra. Carolina Scotto.

También es cierto que las modificaciones en la metodología de elección para las autoridades de la Universidad Nacional de Córdoba parece ser un elemento más plausible a la hora de justificar la composición de esa mesa. El nuevo reglamento obliga a encontrar candidatos que además de cumplir con lo que exige el Estatuto Universitario, cuenten con prestigio académico, trayectoria docente, experiencia en gestión y un alto grado de conocimiento por parte de la comunidad universitaria. Y de eso había en el café.

Anuncios

Un comentario en “Avisos parroquiales

  1. Pingback: Penitenciagite | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s