Together but not scrumbled

Entiendo que mi berretín adolescente que los obliga a pasar por The Ancient Verona es la excusa que estaban esperando para postergar su retorno a la Docta sojera y de paso, disfrutar del Carnaval en Venecia.

Lo que empieza a preocuparme es no tener en claro hasta cuándo continúa mi responsabilidad sobre el gato y el helecho considerando que tengo que sacar un par de finales en breve y el felino destruye cuanto apunte anillado encuentra en la redacción, aunque tampoco van a abortar un viaje por esas minucias.

Ya que decidieron quedarse más tiempo (¿Van a volver algún día?) deberían cambiar de squadra a alentar: futbolísticamente lo del A.C. Milan no da para más, nuestro querido Bologna, pese a sus más de 50 años sin ningún scudetto representa a una ciudad históricamente de izquierdas, con la universidad más antigua de Europa y que da nombre al primer documento masónico que se conoce.

the-magician

Desde este recóndito paisaje del otro lado del océano, les cuento que nuestro cronista, Emilio Renzi, sigue los pasos de su fama y ante la renuencia del Decano de Ciencias Químicas, Dr. Gustavo Chiabrando de recibirlo en su casa, lo siguió hasta ubicarlo en los quinchos de un club del sur de la ciudad donde había llevado a su hija al comienzo de la pretemporada de hockey.

Lejos de ofenderse por el stalkeo, el Dr. Chiabrando lo recibió como si lo hubiera citado, le transcribo a continuación el breve pero interesante diálogo.

 

–          ¿Cómo le va Decano? ¿Sufriendo del calor?

–          38° no es calor para alguien criado en La Rioja.

–          Pero está pesado…

–          Más pesado va a estar el año en la UNC.

–          Usted finaliza su mandato. ¿Se va a dedicar al fútbol también?

–          Me gusta tan poco el fútbol que soy hincha de Racing (se ríe).

–         ¿Piensa ir por la reelección, entonces?

–          Son decisiones que nunca tomé solo y no lo voy a hacer ahora.

–          ¿Lo consulta con los K?

–          Lo consulto con la gente de mi espacio, que es mucho más heterogénea de lo que se cree.  Si usted conociera la historia de la gente de mi facultad que compone este espacio se asombraría.

–          ¿Por qué?

–          Porque se trata de gente con miradas muy diferentes pero con quienes compartimos una visión de universidad y que hemos sido gratamente sorprendidos por el gobierno anterior.

–          Pero usted comparte el espacio opositor con otros decanos.

–          No nos une el amor sino el espanto.

–          No termino de entender.

–          Mire, en nuestra facultad antes que nada somos universitarios: investigadores, docentes, innovadores, profesionales, eso es lo que nos define.

Durante muchos años cada uno votó de acuerdo a su experiencia personal, a las tradiciones que arrastraba, en general con una mirada escéptica y crítica respecto a la actividad política. Pero cuando la política científica y la educación superior empezaron a formar parte del discurso de las autoridades nacionales, nos dimos cuenta que no nos daba lo mismo quien gobernara.

–          ¿Esa visión representa a todos en su facultad?

–          No, sigue habiendo gente que prioriza sus anteojeras políticas por sobre sus intereses, ven que el sistema científico empieza a sufrir los embates que buscan justificar los recortes y se dejan enganchar en discutir si un tema de investigación es pertinente.

–          Pero se estudia cada tema…

–          Eso es una canallada, opinan químicos que nunca salieron del laboratorio sobre temas que presentaron forzadamente desde los medios concentrados de comunicación. Quisiera ver como resiste un estudio sobre la pertinencia de los títulos de sus temas de trabajo si son analizados por un Dr. en Lenguas o una Dra. en Filosofía del Derecho.

–          Cambiando de tema: ¿Le preocupa la elección directa?

–          En mi facultad no producirá grandes cambios, tanto los docentes, como los no docentes y los estudiantes pasan el grueso de su vida en la Facultad. No creo que las campañas de los grandes medios de comunicación logren incidir de manera significativa.

–          ¿Y en la Universidad?

–          A ese nivel hay dos planos a analizar: por un lado el tremendo error de haberle cedido el poder de decisión a las facultades más grandes, por otro la discusión sobre si la Universidad Nacional de Córdoba debe ser conducida por universitarios con capacidad de gestión o por políticos que han reunido arteramente los requisitos mínimos para ser autoridades y no tienen ningún interés académico o científico.

–          ¿Lo dice por alguien en especial?

–          No, lo digo por varios en especial.

–          Bueno, lo dejo porque veo que el entrenamiento está terminando.

–          No se prive de poner todo lo que dije, si hay algo que nunca hice es estar escondiendo mis posiciones.

Anuncios

Un comentario en “Together but not scrumbled

  1. Pingback: Esa estrella era su lujo | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s