Inglourious Basterds

basterds

Cuando la Dra. Cecilia María Cravero lo convenció a su esposo de presentarse como candidato a Rector de la Universidad Nacional de Córdoba, fantaseaba con un porvenir de inauguraciones, elegantes cocktails y viajes que cada tanto, se matizara con algún que otro evento académico para lucir su dress code.
Por aquel entonces, podía imaginar al Dr. Hugo Oscar Juri descollando con sus discursos donde pronunciaba las vagas definiciones generales sobre una enseñanza eficiente con toques de futurismo y se aseguraba el bronce ya que en sus veleidades, los conceptos vertidos siempre se deberían poner en práctica lo suficientemente adelante en el tiempo como para no estar a cargo de la implementación.
Sin embargo, el presente de modo indicativo no suele respetar los condicionales compuestos y hoy, el rector debe transcurrir por otros registros. Como resultado, el Dr. Juri ya no cuenta con la flema inglesa que caracterizaba el recuerdo de las épocas en que antaño ocupara las oficinas del Pabellón Argentina. Tal como algunos definen las segundas partes, este back and reloaded es fiel a un retrato que ha sacado a la luz un personaje de incomparables ojos color de cielo que se irrita con facilidad, constantemente malhumorado, alguien que no escatima agresiones aportando certezas acerca de sus ancestros, los pocos italianos de apellido Juri, desparramados por Sicilia y Nápoles.
Es cierto que en sus épocas al frente de la UNC, así como cuando estaba a cargo del Ministerio de Educación de la Nación, el Dr. Juri nunca mezquinó un buen insulto de los más comunes. Lo que sorprende ahora es que la addenda en materia de chicanas y agresiones, rocen el tono políticamente incorrectas que refieren al físico, la rusticidad o la condición sexual.
También es cierto, que al rector, le sobran los motivos: la comedia de enredos que desencadenó la toma del Pabellón Argentina por parte de los estudiantes parece haber sido guionada por sus enemigos. Él siempre ha considerado que está rodeado de catetos (usa otro término, pero nuestros lectores saben que por decoro no reproducimos), sin embargo lo ocurrido el jueves 17 de Noviembre colmó su paciencia, no solo por la forma en que transcurrieron los hechos, sino por el trabajo que se tomaron para evitar que se encontrara quien fue el genio que encendió la mecha. Si uno rastrea la cadena de mandos, y asume que el Rector no dio la orden por lo que no se puede mirar para arriba, va a concluir que la decisión de vallar el Pabellón Argentina fue tomada por el guardia de la puerta. O la empresa que brinda el servicio (y que alguien pagó).
En la nómina que repasa mentalmente, hay unos cuantos de prolífico prontuario porque en numerosas oportunidades han alardeado de evitar cualquier atolladero de este tipo en sus facultades y porque han propuesto usar la fuerza en problemas anteriores sin siquiera sentir una cosquilla democrática.
Además, todo parecería indicar que la “estrategia” de llenar de amigos el Honorable Consejo Superior (HCS) el pasado martes y cerrar las puertas aduciendo falta de espacio, dio buenos resultados. El riesgo es que ese pequeño acierto les hizo pensar a ciertas autoridades que se habían recibido de expertos en berenjenales universitarios cuando solo se estaba perfilando como el pesado y desangelado puching ball con el que el Dr. Juri descargaría su ira.
Hoy el Rector tiene que lidiar con su fastidio y evitar caer en la tentación de emular a su jefe político cuando decretó el estado de sitio y apagó con nafta un incendio.

Anuncios

3 comentarios en “Inglourious Basterds

  1. Pingback: With or without you | Revista Eco

  2. Pingback: Being a King is a performance* | Revista Eco

  3. Pingback: Una picada con Emilio Renzi | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s