Abra la boca

la-odontologia-a-lo-largo-de-la-historiaADVERTENCIA: El siguiente material contiene escenas de violencia explícita que podrían resultar perturbadoras para el lector.

Ha llegado a nuestra redacción la Carta Abierta de la Facultad de Odontología que reproducimos a continuación. Como puede apreciarse, lleva las rúbricas de  la Dra. Mirta Mónica Spadiliero de Lutri -Decana-, la Dra. Alfonsina Lescano de Ferrer -Vicedecana-, los consejeros Marta Leonor Rugani, Mabel Brunotto, Mario Sezín, René Panico, Cecilia Martínez, Silvia Frida Mercado, Marcelo Mazzeo, Ricardo Alberto Giraudo, Liliana Elena Bregains, Giselle Denise Sarach, Huberto Daniel Marini, María Belén Echazú Higa, Diego Del Castillo Bardales, Marcos Carbonell, Pablo Daniel Torrejón,  Nicolás Tillard, Diego Farfán y Daniel Robles Sosa y las consiliarias María Elena Samar y Mónica Vera.

Nuestro colaborador autoconvocados, el querido Nicetas Choniates estaba que se salía de la vaina por revisarla y de hecho, su copia en papel está toda marcada con lapicera roja pero en nuestro carácter de usuarios de los sillones de estos profesionales preferimos hacer votos y bregar para que en la Facultad de Odontología se realicen terapias para el control de conductas agresivas, talleres para mejorar la argumentación lógica y un especial ruego para que se les enseñe cómo utilizar el torno mejor que los adjetivos.

Se vuelve entendible por qué en general tienden a no emitir palabra pública sobre asunto alguno. La virulencia del comunicado que usted está por leer, hace pensar que el silencio no responde a las faltas de opiniones sobre las que pronunciarse sino a una preservación de la buena imagen de la Facultad.

pag1pag2pag3

Anuncios

3 comentarios en “Abra la boca

  1. A los/as ”violentos’ de Sociales nos apoyan Atilio Borón, Boaventura de Souza Santos, Rita Segato, Adrián Paenza, Adriana Puigross, Maristella Svampa, Oscar del Barco, Oscar Fernández, Hernán Brienza, Dora Barrancos, Margarita Rozas, Waldo Ansaldi, Salvador Treber, Julián Rebón, Federico Schuster, Sandra Arito, Alejandro Grimson, Pablo Vommaro, Ana Barletta, María Dolores Román, Hugo Mariano Yagüe, Nélida Saporiti, Fernanda Beigel, Juan Sebastián Malecki, Ana Noguera, Juan Piovani, Pablo Gentili, Patricia Funes, Roberto Follari, Nestor López, Anibal Viguera, Graciela Castro, Fernanda Safocarda, Nicolás Dallorso, Mercedes de Virgilio, Carolina Mera, Silvina Ribotta, Carlos Lema Añón

    Me gusta

  2. Hola a todos, redactores y lectores he leído la nota y me parece, como expresan ustedes que la carta de Odontología es HORROROSSA. Pero el problema es que yo soy el Consejero RICARDO GIRAUDO, representante a los Prof. Asis., y les comento que no fui consultado por los autores de la carta, como nadie de la comunidad de la Facultad de Odontoloía.
    Este hecho genero una discusión muy acalorada con la Sra. Decana y algunos Consejeros obsecuentes. En primer lugar por el contenido violento y fura de lugar, segundo en todo caso si alguien fue violento la carta lo es aun mas, y finalmente hemos quedado involucrados, sin ningún tipo de aviso yo que soy Consejero y la comunidad Odontolóiíca en general.
    LA ÚNICA RESPONSABLE DE ESTA LOCURA ES LA SRA.DECANA Y AQUELLOS QUE FIRMAN LA CARTA Y QUE NO SE ANIMEN A HACER UN DESCARGO COMO ESTE.
    Espero que la presente sirva de aclaración y permita limpiar mi nombre como aíi también el nombre de mi queirda Facultad, aunque la gestión siempre este de tras del ofisialismo de turno.

    Dede ya muchas gracias y espero que este descargo sea DIFUNDIDO.

    RICARDO A. GIRAUDO

    Me gusta

  3. Carta de tan “alto vuelo” como la que se difundió entre la comunidad de la Facultad de Lenguas…

    Carta declaratoria de Consejeros docentes, nodocentes y graduados a toda la comunidad de la Facultad de Lenguas y de la Universidad Nacional de Córdoba

    Más allá de los porcentajes
    El 19 de noviembre elegiremos un modelo de Facultad y de Universidad

    La comunidad de la Facultad de Lenguas se encuentra movilizada ante la próxima Asamblea Universitaria. En particular, los Consejeros abajo firmantes por los claustros docente, no docente y graduados queremos expresar que valoramos la oportunidad de una participación responsable que se nos abre en este momento histórico en que somos convocados a una trascendental Asamblea Universitaria, en la que ejerceremos -como representantes democráticos de los órganos colegiados- las funciones soberanas de modificación del sistema de elección de las autoridades unipersonales (rector, vicerrector, decanos y vicedecanos).
    Este acontecimiento continúa y profundiza la misma línea adelantada y visionaria de la Reforma del ’18- modelo para las demás universidades del país y de Latinoamérica- que dio inicios a la transformación democrática de la Institución, a la representación plural de los claustros en el cogobierno universitario, a la autonomía y autarquía de la Universidad respecto a otros entes y organismos del Estado.
    Hoy nuestra Universidad vuelve a vibrar con un dinamismo de ideas y propuestas que aspiran nuevamente a instituir un cambio en su estructura, conservando aquello que el juicio de la historia ha mostrado como bueno: el cogobierno en los órganos colegiados -que quedarán intactos en esta reforma- y modificando aquello necesario para revitalizar y expandir el modo de vida democrático: la elección directa de rector y decanos.
    Diseñar un sistema de renovación de autoridades unipersonales fuera de la contingencia histórica nos obliga a pensar sobre la base de principios democráticos: la inclusión de todos los universitarios, la igualdad de los ciudadanos del mismo claustro y estamento, la transparencia en los resultados de los comicios, los incentivos para la participación y el compromiso de cada uno de nosotros. Esos principios sólo pueden garantizarse si -por sobre todo cálculo y especulación mezquina- está el respeto por los derechos del ciudadano y la grandeza de defenderlos. El sistema de ponderación simple implica que el voto de cada uno de nosotros tiene el mismo valor sin importar en qué facultad trabaja, estudia o ha egresado.
    Reconociendo que todas las propuestas tienen ventajas y desventajas y que no hay sistemas perfectos, nos llevó mucho tiempo y debate –que compartimos con quienes desde distintos claustros se acercaron a las asambleas que realizamos en nuestra institución- decidir por la ponderación simple. Esos debates nos dieron la oportunidad de madurar una propuesta que hoy es, fundamentalmente, conceptual y que más allá de los porcentajes, hace una opción por el modelo de facultad y de universidad en la queremos vivir.
    Una decisión tomada con madurez nos da la certeza de que al apoyar la ponderación simple estamos apoyando los principios del orden y la democracia que han caracterizado la tradición de nuestra querida Facultad y, en nombre de esa tradición, no nos sumamos a los grupos que ejercen múltiples formas de la violencia simbólica.
    Por lo mismo, rechazamos el pensamiento único y fundamentalista que no se condice con una universidad abierta y pluralista; un proyecto de Facultad donde los intereses individuales o de un grupo se eleven por sobre los académicos e institucionales; las falacias conducentes a la manipulación del pensamiento. A conciencia y con convicción le decimos SÍ a muchas otras cosas.

    SÍ a la defensa de los estatutos universitarios, los acuerdos firmados, las normas.
    SÍ al funcionamiento de las instituciones.
    SÍ al respeto por la autonomía de las universidades.
    SÍ a la protección de la democracia: aceptando que a veces se gana y a veces se pierde, y en este último caso no se amenaza con “hacer ingobernable la UNC”.
    SÍ al cuidado por un clima de trabajo cordial y de respeto por la diferencia.
    SÍ a la unidad entre los compañeros de trabajo, porque en la diferencia sin fanatismos, también puede construirse consenso;
    SÍ a nuestro propio proyecto institucional enriquecido con la tradición y el perfil que vamos construyendo en esta joven Facultad.
    SÍ a la igualdad entre pares, entre quienes no abrimos grietas que balcanicen nuestros lugares de trabajo.
    SÍ al resguardo de las funciones específicas de la Universidad por encima de la política partidaria.
    SÍ a honrar con el compromiso lo que firmamos hace menos de un año en otra Asamblea.

    Estas son nuestras convicciones colegas docentes, nodocentes y graduados. Han surgido de la reflexión y también de la serena confrontación de ideas. Creemos que nos expresan como comunidad fundada en el trabajo sostenido, el respeto por las diferencias, sin banderías políticas, como siempre ha sido en nuestra querida Facultad de Lenguas.

    CONSEJEROS DOCENTES “ALIANZA LENGUAS”
    Mariela Bortolon, Alejandra Reguera, Julio A. Manzanelli, Natalia Dalla Costa, Marta Palacio, Alejandro Ballesteros, Florencia Giménez, María Elisa Romano, Carlos Raffo, Martín Capell, María Isabel Juri, Marta Baduy, Ana Bocca, Graciela Delfederico, Marina Pasquini, Gabriela Mondino, Andrea Canavosio

    CONSEJEROS GRADUADOS “GRADUADOS POR LENGUAS”
    Mercedes Jalil, Carina Ávila, Sabrina Vaillard, Matías Argüello Pitt

    CONSEJEROS NODOCENTES “PLURALISMO”
    Ángela Castro, Gastón Cruz Gálvez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s