Three to tango

Había una vez, una casa con tres
Personas en una mesa
Uno en inglés, otro hablaba en francés
Y el otro hablaba en caliente
Cada uno mantenía su conversación
Que giraba en tres temas en cuestión
Amor libre, propiedad y represión

manesse2

Eran tres versados paladines en las discusiones políticas, sobre todo, en las que tienen lugar alrededor de una mesa de bar. El arraigo al uso de chicanas, ironías, cinismos y falsas metonimias, ya es parte de su semblante cotidiano pero en ausencia de platea, cuando la incorrección se reviste de poder, no hay ninguna necesidad de mezquinar comentarios soeces, groseros y hasta misóginos. Después de tanto esfuerzo, una transparencia on the rocks es bien merecida.

Si bien es cierto que Zeus no fue equitativo en la distribución de habilidades cuando arrojó a los tres al mundo, el bartender hace su magia y funciona cual compensador en un debate que mixtura reclamos de facturas con tímidas catarsis. Dos de ellos, los menos versados en el arte de la palabra dicha, se aferran al cristal del vaso con vehemencia para soltar la lengua en una dialéctica de sofistas. Contorneando el enojo, el Ing. Roberto Terzariol, el Mgter. Jhon Boretto y el Ing. Agr. Marcelo Conrero no escatimaron saliva argumentando sobre el balance del debe/ haber en una de sus últimas tertulias. Un diálogo sin intención de dialogar de manual en el que cada cual se propuso exponer el motivo que más lo consternaba y que por supuesto, era el único válido.

El primero -no necesariamente en ese orden de oradores- sostenía que las reformas impulsadas para la próxima Asamblea Universitaria lo hacían quedar como un mente captus en su Facultad de señores feudales -la cita no es textual, ni el término para describir su propia imagen pero deberá comprender, querido lector, el manual de estilo nos impide reproducir los improperios así como también la virulencia del discurso-, ya que era imposible esconder que iban a quedar claramente desfavorecidos. Además de la efigie que proyectaba, otra enorme preocupación era que al agregar sin consenso la cláusula de los 2/3 para próximas reformas, quedaban constreñidos al intentar dar marcha atrás si se confirmaban sus peores presagios. Reforzando su propia percepción y como respuesta a su dilema, sus interlocutores solamente le devolvieron comentarios tabernarios sobre el tema del tamaño.

El segundo atizaba que a él lo habían embarcado en el tema de la elección directa, cuando llevaba una trayectoria de años oponiéndose y que seguramente iban a empezar a salir documentos en los que él y su espacio político habían usado las más disímiles ocurrencias para obstaculizar cualquier avance en ese sentido. En esta ocasión, los chascarrillos se focalizaron en la cantidad de secretos guardados que encontraría si revisaba bien el baúl.

Por último, el Secretario General reclamaba que se había roto el alma -otra vez, no es textualmente lo que expresó- para escalonar los vencimientos de los contratos y concentrarlos en las cercanías de las vacaciones, de manera tal de disminuir las posibilidades de conflicto. Sin embargo, por atender a pruritos democráticos habían cedido en trasladar la Asamblea a noviembre, ofreciendo un escenario inmejorable para las potenciales protestas de trabajadores en un momento en que el tema de las renovaciones ya va a estar más que caliente. Acá a nadie se le ocurrió un comentario gracioso.

La noche se hacía presente y ninguno de los tres obtuvo una respuesta que solventara sus preocupaciones. Pero uno de ellos sonreía más, pese a beber menos.

Anuncios

3 comentarios en “Three to tango

  1. Pingback: Propios y extraños | Revista Eco

  2. Pingback: Olor a clavo | Revista Eco

  3. Pingback: Charlas de quincho | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s