De esa miel no comen las hormigas

medieval-beekeeping-e1434940970327

La lectura de los presupuestos es una ciencia en sí misma, pero la de los presupuestos universitarios es más bien una ciencia oculta, una práctica exegética reservada a pocos elegidos.
Será  aquel que entrenado en el don de la interpretación quien se transforme en clave para descifrar el galimatías de partidas, incisos, fuentes, fondos recuperados y otros rubros. Su sagacidad le permitirá convertirse en el brujo de la tribu, el gurú del camino desierto y ello, sin necesidad alguna de ocupar ningún cargo visible ni exponerse a la mirada despiadada de los portadores de críticas u obsecuencias. Pero realmente será admirado aquel que además tenga posibilidades de acceder a la información sobre los ahorros que las diferentes instancias de la Universidad Nacional de Córdoba colocan en plazos fijos.
El Dr. Hugo Juri había usado su verba inflamada -improperios incluidos- y su capacidad de argumentación en dosis equilibradas, para persuadir a las autoridades del Ministerio de Educación y Deportes sobre la importancia de reforzar el presupuesto de la Universidad Nacional de Córdoba. Con la información que se cuenta hasta el momento, el Rector no está en condiciones de sostener que sus gestiones fueron exitosas, o al menos se niega a afirmarlo para evitar que los decanos formen fila en su oficina con sus listas de necesidades y lujos  postergados.
Es por esto que las estruendosas declaraciones de la Diputada Radical Brenda Austin causaron poca gracia en el mustio ánimo del Dr. Juri. Cabe destacar el flaco favor que le hizo el Obispo con su nota, donde no solamente elogia la distribución presupuestaria propuesta por el gobierno del Ing. Mauricio Macri sino que también, fiel a su estilo morboso, brinda detalles improbables de chequear.
Esta vez los reproches fueron repartidos equitativamente: al decano de Ciencias Económicas por las declaraciones de la Diputada y al de Ciencias Agropecuarias por lo publicado en el pasquín.

Anuncios

3 comentarios en “De esa miel no comen las hormigas

  1. Pingback: Números rojos | Revista Eco

  2. Pingback: El acento del barrio te sale mal | Revista Eco

  3. Pingback: Inglourious Basterds | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s