La reina de corazones

“Get to your places!’ shouted the Queen in a voice of thunder, and people began running about in all directions, tumbling up against each other; however, they got settled down in a minute or two, and the game began.

la-reina-de-corazones

El silencio era solamente interrumpido por el tañir de las cucharas en las tazas del café recién servido. Era una mañana fresca de esas que prometen un mediodía resplandeciente cuando el Dr. Alejandro Cecatto bajó tibiamente su mirada para reconocer una preocupación con su interlocutor: “Hay que hacer algo con Córdoba”.

La reflexión del presidente del directorio de CONICET no era gratuita ni novedosa sino una auténtica preocupación que anidaba hacía tiempo en su cotidianidad. Recordó el pedido que le hiciera al ex rector Francisco Tamarit para que mediara en el conflicto del Centro Científico Tecnológico; las advertencias que le hiciera llegar el vicepresidente de CONICET, Vicente Macagno después de su visita a Córdoba y la imagen de la Dra. Dora Celton se le aparecía recurrentemente como una usina de generación de problemas y nunca de soluciones.

Siendo la eterna directora del Centro de Estudios Avanzados de la UNC (CEA), Celton cimentó su futuro con argucias tales que no sucumbió ni ante la suma del poder universitario que ostentaba la Dra. Carolina Scotto durante su rectorado. Alguna vez, su permanencia estuvo en juego pero logró evitar el desalojo de la calle Vélez Sarsfield creando su primer engendro público: el CEA – CONICET, antecedente inmediato del Centro de Investigaciones y Estudios sobre Cultura y Sociedad (CIECS).

Decía el autor de “Alice’s Adventures in Wonderland sobre la reina que estaba “llena de una furia ciega” como Celton que dueña de una personalidad avasallante, gusta de echar empleados (o hacerlos renunciar) solamente como forma de demostrar quién manda. Dado su temperamento, todos callan pero nadie desconoce que ha sido la socia “desde adentro” de la Facultad de Ciencias Sociales que facilitó al Rector Juri -o para ser más precisos, a Jhon Boretto- intervenir de hecho la flamante Facultad creando un nuevo estamento en el co-gobierno universitario: el de los investigadores de CONICET.  Esto es debido a que en la Comisión de Seguimiento de la normalización de la facultad está integrada por representantes de docentes, estudiantes y no docentes del CEA, la ex Escuela de Trabajo Social, el IIFAP y, con un estiramiento digno del mejor contorsionista, investigadores del CIECS “que no se sienten representados” por ninguno de los anteriores.

Sin embargo, no son las internas de una incipiente Facultad lo que preocupa a Cecatto: Celton es desde fines de 2015 la Directora del Centro Científico Tecnológico (CCT) Córdoba, órgano que nuclea a todos los institutos de investigación de doble dependencia en la UNC. Al llegar se ganó el apodo de “la reina de corazones”, en clara alusión a la obra de Lewis Carroll: lo primero que hizo fue reducir dedicaciones de experimentados empleados en puestos claves, lo que provocó las renuncias del Gerente y la Responsable de Administración de CCT. Esta decisión lejos de ser arbitraria, buscaba sacar de la institución a quienes ponían reparos ante su demostración de poder inaugural como fue la licitación del nuevo edificio que el CCT adquirió en las cercanías de ciudad universitaria pero fuera de ella de sus murallas imaginarias.

Una breve reseña para ilustrar su perfil: La licitación se encontraba avanzada cuando Celton se hace cargo del CCT pero haciendo caso omiso a tal gestión, exige la revisión de ese llamado y mantiene reuniones con un nuevo oferente, un tal Salvarezza, quien finalmente gana la licitación. El hecho de que el inmueble es inadecuado para oficinas no genera protestas de los trabajadores, aunque ya ha provocado accidentes de trabajo entre administrativos del CCT. Para sumar silencios cómplices, Celton le entregó la refacción del inmueble a una contratista cercano al Delegado Gremial de Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) en el CCT.

Pero las anécdotas antes mencionadas de la Reina de Corazones son menores respecto de lo que verdaderamente enoja al Presidente del Directorio de CONICET ( ¿Quizás porque nunca llegaron estas cuestiones a sus oídos?). La ira de Cecatto fue desatada al  enterarse que Celton había dejado sin renovación el contrato del Responsable de la Unidad de Vinculación Tecnológica del CCT Córdoba, un área clave para esta nueva gestión de CONICET: él personalmente le había asegurado a los trabajadores que no se seguirían los pasos del Ministerio de Modernización y se evitarían despidos en su dependencia.

No parece ser este el final de los caprichos de la reina de corazones ¿Esperarán que corte más cabezas para cerrarle definitivamente su camino al Directorio de CONICET?

 

El Auto/Super Convertible

cientifico-chiabrando-1

Número 3: El Auto/Super Convertible al mando del profesor Chiabrandovitch, un distinguido científico loco. Su coche, a simple vista tiene forma de un barco con ruedas pero durante la carrera se lo apreciará transformarse casi en cualquier cosa. Chiabrandovitch es un conductor que suele ayudar con sus innumerables inventos a los demás corredores para sortear los diversos obstáculos e impedimentos que, ya sea por causas convencionales o bien por obra del maléfico Pierre, se presentan en la carrera. Sin embargo, los múltiples inventos del profesor son hirientes ataques a sus rivales siendo una de sus armas más temidas cuando advierte diciendo “Voy a ser breve”.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El Espantomóvil

terror-yanzi-1

El Espantomóvil es conducido por Los Tenebrosos desde que la Universidad es tal y antes también. Al volante, se encuentra un espectro con aspecto humanoide y un vampiro que se viste de piel púrpura si es necesario para llegar al Vicerrectorado. Se trata de un coche con un campanario cuyo punto más alto está habitado por un relicto del Opus Dei y varios fantasmas, zombies, monstruos y brujas que pululan por sus cátedras. El Espantomóvil nunca queda fuera de la carrera y hace siglos que llega en buenas posiciones donde sea que haya que llegar.

Volver a la galería de la Carrera Demente

Siempre fui menos que mi reputación

Pero dos que se quieren se dicen cualquier cosa

Ay! si pudieras recordar sin rencor (*)

 

fuc

 

La mañana del sábado con su brisa apenas tibia y su sol resplandeciente, parecía confirmar los presagios tan temidos para la tarde como el mal agüero se había hecho sentir antes que el Campeador emprendiera su viaje hacia el exilio. Pero no serían los caballeros quienes deberían sacrificarse por sus errores, después de todo, para algo habían engendrado vástagos y serviles.  

Para la hora del vermut, el Contador Jhon Boretto estaba atribulado. No le pasaba un sorbo de Martini imaginario que con la inflación fuera reemplazado por Amargo Obrero. Padecía un estado semejante al de un arquero que ostentando un récord impresionante con el arco invicto, acababan de hacerle un gol tonto.

En breve, se festejaría el aniversario número 30 en que él mismo le arrebatara la conducción de la Federación Universitaria de Córdoba (FUC) al Frente Santiago Pampillón, devolviéndole así al radicalismo cordobés un sitial que había perdido con el alejamiento del partido de toda la juventud universitaria que protagonizara la recuperación democrática.

Aquella imagen de él mismo para finales de los 80 nunca se veía lo suficientemente borrosa y sirve a los fines de devolverle el tonito explicativo y la suavidad punzante al hacer reproches. Empezó endilgándole al Ing. Agr. Juan Marcelo Conrero la responsabilidad de esta derrota, como fruto de su excesiva ambición, de su incapacidad para compartir los espacios de poder que los había llevado a perder aliados y socios y de su empecinamiento por poner gente de su facultad en cada rincón de la estructura del rectorado que había ido alejando los sectores amigos.

El decano de Ciencias Agropecuarias, con el tono característico de los terratenientes exaltados por las caídas (ya sean de precios de soja o en elecciones estudiantiles), detallaba los motivos por los que el Contador era el padre de la derrota: las desavenencias en la elección de DASPU con Patricia Altamirano habían sido su responsabilidad (y ahí había empezado el alejamiento), la Franja Morada es manejada por el sector Borettista, tanto el presidente saliente como el candidato derrotado, ambos humanistas pertenecen a ese espacio, y en tono más iracundo le espetó que ni siquiera se habían hecho cargo de contener a los chicos y la Facultad de Agronomía se había convertido en el hospital de campaña donde los militantes de la Franja paseaban su consternación y la certeza de haber pasado de la peor manera a la historia.

La comunicación con el Dr. Hugo Juri tampoco era sencilla, el Rector después del trabajado triunfo en la Asamblea Universitaria de este año, pensó que los muchachos eran infalibles y descansó en ellos la responsabilidad del armado político. Sin embargo, esta semana había comenzado la singladura con un fracaso en DASPU, embarcado en un proyecto de Conrero y la cerraba con una impensada derrota en la FUC de la mano de Boretto.  Atrás quedaban los días en que los muchachos se peleaban por llamar primero al Rector para ser el elegido que diera la primicia sobre buenas nuevas a su Señor.

(*) Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

Cuando la mentira es la verdad

teatromedieval01

Nosotros, estas tres almas -porque tres es número cabalístico- que circulan por los laberintos de la Universidad Nacional de Córdoba desde hace más de 400 años, solamente queremos saber dónde estamos.

Nosotros que a lo largo de los siglos hemos establecido contacto con las sociedades secretas y las conjuras políticas que habitan sus pasillos, creemos que únicamente se trata de hacer conocer lo que ocurre en la Casa de Altos Estudios, sin escatimar enfoques, estilos o abordajes.

Nosotros, informantes y desinformados estamos cada vez más entrelazados en un tejido de conspiraciones, acuerdos y traiciones que explican los destinos de La Casa de Trejo aunque sean sucesos inexplicables para cualquier mente racional.

He aquí el caso:

Cuando en la nota del pasado equinoccio de primavera, el Obispo habló sobre la “re-re” elección del Ing. Gabriel Tavella como presidente del directorio de DASPU, la primera sensación fue dolorosa. Al parecer,  quien en el pasado luciera una florida pluma al servicio de su fina ironía, dotada de circunloquios caústicos y hexámetros cínicos, había sucumbido ante la sumisión que imponía el poder con su mirada de hielo a la distancia. O tal vez la senectud lo habría vuelto un rácano de la tinta y el papel como consecuencia de una creciente afección en su capacidad auditiva porque la cantidad de errores en los nombres de los protagonistas de la interna de DASPU solo podía entenderse si la nota le había sido dictada por teléfono.

Sin embargo, nostra culpa, fue que  subestimamos al escriba ya que  ahondando un poco el análisis resulta evidente que el mensaje era “nadie es quien parece ser”. Al levantar el telón, las luces desdibujaron los espejismos que en el pasado trazaban un escenario ahora inexistente y las posiciones se modificaron:

  • Inés Pastorino, dice representar a los trabajadores no docentes y se comporta como el más fiel representante de la patronal a la hora de discutirles (y cercenarles) los derechos a los empleados de DASPU,
  • Sandra Mutal prácticamente provocó un cisma en Cambio Universitario cuando se lo eligió a Tavella la primera vez y ahora, haciendo caso omiso de sus instintos emuladores de Enrique VIII, encabezó la cruzada por la “rere”,
  • Esther Galina, que es Tamarit sin bastón y con falda 7/8 , apoyó al Ingeniero después que éste desatara la furia del exrector con las opiniones sobre su salud,
  • la izquierda tuvo un voto y dos candidatos cuando normalmente es al revés,
  • los votos vallejistas apoyaron la reelección después de dedicar el último año a hablar mal de la gestión.
  • Solo la representante de Patricia Altamirano hizo lo esperado y no fue.

Haciendo gala y honor de su condición como fiel servidor en la Orden de los pobres caballeros de Cristo y del templo de Salomón, Gabriel Osman nos llama a la reflexión al final de sus palabras con la frase falsa: “No hagan bola”. Pero el juego de las figuras y los fondos no surte efecto entre semejantes, sabemos que pretende anclar nuestro centro de atención allí porque es donde está su conclusión adulterada, esa máscara para ocultar la verdad.

El encadenamiento de elucubraciones vagamente redactadas es el laberinto donde esconde lo que sabe y no le dejan decir. Hasta último momento hubo una tremenda puja entre quienes apoyaron a Tavella desde el comienzo de los días y un acuerdo forjado entre Carlos Vallejos, Patricia Altamirano y Juan Marcelo Conrero, con la bendición  del Rector Hugo Juri, que en ningún esquema lograba perforar el techo de los 4 votos.

La falta de neutralidad del Rector no fue por pasividad, sino una apuesta por uno de sus muchachos, que el cronista olvida -intencionalmente- mencionar en su detallado análisis para las masas adictas a su homilía (aunque desde esta redacción podamos replicarle “Non nobis, Domine, non nobis.”).

 

El Rocomóvil

cavernicolas-terzariol-1

El Rocomóvil de los hermanos Macana

El Rocomóvil es una piedra enorme provista de ruedas y al mismo tiempo una piedra enorme en el zapato de cualquiera que pretenda llegar a ser Rector. Lo conducen los Hermanos Macana: Roberto y Gabriel son dos trogloditas cubiertos de pelo desde la crisma a los pies como el Tío Cosa de la Familia Addams. Nunca se sabe si están de frente o de espaldas y pueden ser confundidos con los más grandes primates.
A veces los Hermanos Macana reconstruyen su coche desde cero a golpes de sus garrotes, en otras ocasiones usan las primitivas pero eficientes armas para potenciar el motor del vehículo y llegará el momento en que la verdad sea revelada: el corazón mecánico del Rocomóvil es habitado por una criatura viva. Por la manera en que sacuden su bronca al pegarle, no sabemos si se trata de un becario de CONICET o un biólogo.

Volver a la galería de la Carrera Demente

El rol (omnímodo) de los medios

brush-knight

La cena se coronaba con una cassata como postre  -aunque los más finos prefirieron degustar bombón escocés-, y antes que el champán surtiera efecto,  el color rubicundo había ganado las mejillas del Ing. Agr. Marcelo Conrero.

Se trataba de una reunión como las que más le gustan al decano terrateniente, las famosas gentlemen only (ladies forbidden). Una concurrencia compuesta solo por hombres, todos vinculados al campo y los negocios agropecuarios. Los interlocutores estaban de acuerdo en preguntarse  cómo era posible que en una provincia con el perfil político de Córdoba la Universidad estuviera alineada con el proyecto nacional y popular.

A la mañana siguiente el decano recordó todas las explicaciones que había brindado la noche anterior y se dio cuenta que necesitaba romper la lógica y la inercia de la Universidad Nacional de Córdoba. Esa cuatricentenaria burocracia hecha de reglas sin el menor viso de modernidad que se imponía ante cualquier discusión de fondo tenía que ser enfrentada. Entonces, esa semana metió un proyecto en el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Agropecuarias para que la Asamblea Universitaria discutiera un mecanismo de elección directa del Rector.

Pocos días después el proyecto fue congelado, pero la idea de que la Universidad reflejara el conservadurismo de Córdoba estaba instalada y el candidato a Rector, Dr. Hugo Juri, tomó la idea como promesa de campaña.

Con vacilaciones y contradicciones hace unas semanas se anunció que la Asamblea Universitaria se reunirá en octubre para modificar el sistema de elección de autoridades unipersonales. Sin embargo, no se conoce fecha de sesión, ni temario, ni proyecto de modificación, lo que hizo pensar en algunas dudas sobre su concreción.

Los medios masivos de comunicación rápidamente tomaron la posta y empezaron a anunciar lo que las autoridades universitarias no logran balbucear. Entre el Obispo y La Voz del Interior le pusieron como fecha el 12 de octubre, como temario la modificación de la elección de rector y como proyecto la ponderación simple.

Es que luego de años poniendo intendente y gobernador, y con la experiencia de la elección de Rector en Río Cuarto no van a dejar pasar esta oportunidad de ser ellos quienes digiten al nuevo Rector con el bombardeo concertado con Canal 12 y Cadena 3.

Además, favor con favor se paga y un premio AgroVoz tiene sus costos.

Golpeando las puertas de San Pedro

 

boron-1

Advertido sobre la concurrencia compuesta de la claque sabionda y aplaudidora que gusta de transformar cualquier momento de la vida misma en un hecho partidario, el rector Hugo Juri cedió los honores de otorgar la máxima distinción de la UNC a su lugarteniente, el eterno Yanzi Ferreira. Y cómodo en su feudo que se extiende sobre el patrimonio jesuita frente a la Facultad de Derecho, el vicerector no solamente entregó el Honoris Causa a Atilio Borón, ya que según el medio de comunicación oficial de la cuatricentenaria casa de Altos Estudios, lo condenó.

Vea usted mismo, querido lector, los actos impíos que se realizan fuera de las murallas imaginarias que resguarda nuestra querida Ciudad Universitaria:

 

boron-2

Consternado ante semejante sentencia sin juicio previo que ha sufrido nuestro ilustre visitante, intenté indagar carente de resultado en las 269 palabras que componen la noticia, cuáles eran los hechos que se le imputaban, en qué circunstancias; algo que pudiera echar luz acerca de tan comprometedores actos que conmocionarían a la opinión pública. Sin embargo, mi búsqueda fue en vano, ninguna prueba, ni un indicio.

Temí el Tribunal de la Santa Inquisición actuara secretamente en alguno de los claustros del viejo rectorado y no pude descansar. Continué empeñado en descubrir qué se escondía en tamaña amenaza al orden público y lo encontré: otro redactor en aprietos como los que sirven al Obispo. Esta vez, no solamente olvidó releer el texto antes de presionar send, tampoco pudo resolver sobre qué era que versaba el capital intelectual de Atilio Borón ni cuáles las credenciales académicas que supo conseguir. Confunde trayectorias con trabajo, disciplinas e interdisciplinas, los marcos epistemológicos de las Ciencias Sociales. En fin.

Una vez más golpeo a su puerta, San Pedro pero en esta ocasión no es la solicitud de misericordia la que me alienta sino una dura penitencia para quienes atorados de butter toffes, se valen del teclado para alarmar su público fiel.

Suyo,

Nicetas Choniates

PS: De ninguna manera quiero privar a Baudolino de los créditos por advertir al Rector lo que ocurriría en dicho evento.

Buenos muchachos

mestre-hugojuri-620x330

Quienes lo conocen desde hace muchos años no disimulan su asombro ante el cambio, al punto que han abandonado el epíteto de “Decano suave”. La primera hipótesis para explicar dicha metamorphosis en tan poco tiempo, remite inexorablemente a las jornadas compartidas con su par “el Decano torpe”; o bien se trataba de una mímesis o bien estaba ensayando sus dotes histriónicos para quitarle espacios al otro muchacho en la sorda puja hacia el 2019.

Pero más allá de las elucubraciones que no dejan de ser un fértil terreno de la imaginación aunque respondan a premisas de la lógica kantiana, existen una serie de condiciones externas para el ojo atento que gusta del arte de relacionar y parece bastante plausible que sea la irrupción de algunos hechos objetivos la razón que pudo haber quebrantado el don de la conversación paciente y el tonito explicativo del Contador John Boretto.

El primer elemento, sobre el que pocas dudas caben, es el sutil movimiento del Ing. Agr. Marcelo Conrero para despegarse del gobierno nacional. Con el buen olfato que lo caracteriza, el decano terrateniente se está aferrando a las marcas de eficiencia, pugnando para que esas encendidas arengas en la Asamblea Universitaria pidiendo que la UNC se sumara al cambio que ocurría a nivel nacional sean historia pasada (y olvidada). El perfil que decidió cultivar por estos días encuadra en el label de un gestor universitario que no se preocupa por las cuestiones partidarias e incluso, las combate dentro de la institución.

En segundo lugar no puede desconocerse que esto ocurre justo cuando el presidente de la UCR Comité Capital, Diego Mestre, ha convocado a todo el radicalismo a encolumnarse detrás del PRO y Boretto no puede dejar de acompañar la iniciativa, en memoria del aventón que le dieron los Mestre cuando perdió la Asamblea del 2013 y lo auxiliaron designándolo, con un abultado sueldo, al frente del ente encargado de la gestión de los residuos. Tampoco puede ignorar que la municipalidad ha albergado a buena parte de sus vástagos como protagonistas de los desaguisados de la ciudad.

Los astros se alinearon: en pocos días han confluido dos hechos que en la puja para el próximo rectorado hacen que paradójicamente quien puede mostrar una trayectoria de amplitud y búsquedas de consensos va a llegar atado a un gobierno nacional desgastado y el más Macrista de todo el oficialismo universitario se podrá presentar como un hombre que centra sus preocupaciones en la UNC.

El tercero y fundamental suceso es que desde el Ministerio de Educación de la Nación le prodigan elogios al Rector Hugo Juri, esto fue reflejado por el Obispo, que con jactancia proclamó que “la Casa de Trejo vuelva a ser reconocida nacionalmente por sus innovaciones académicas, y no solo por posicionamientos políticos partidarios de algunos miembros, como sucedió en los últimos años.” Olvidándose que 4 párrafos antes en la misma nota delataba el verdadero motivo de las loas: “La afinidad ideológica ha potenciado el interés de los equipos técnicos de dicha Secretaría por las iniciativas de Juri en la UNC”. Este debate, como todo aquel de aristas académicas, tiene sin cuidado al Decano de Ciencias Económicas. Lo que realmente lo desvela es que el Ministerio de Educación está en un tembladeral, con el ministro Esteban Bullrich midiéndose para candidato a Senador por la provincia de Buenos Aires y el Secretario de Políticas Universitarias Albor Cantard sin administrar un recurso que le permita demostrar que está realmente a cargo del área. Si a esto se le suma la sensibilidad del Rector a un buen ditirambo, no es descabellado pensar que el Dr. Hugo Juri reitere su salto mortal hacia el Palacio Pizzurno. De esta manera se haría realidad la peor pesadilla para quien se creyó la Reforma hecha Decano en el Siglo XXI: ser el artífice de la unción como Rector de la Universidad Nacional de Córdoba del Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira.

El Alfil se aferra a maltratar la lengua española

Estimados editores:

El motivo de esta esquela redunda en la preocupación que me llevó a golpear la puerta de vuestra redacción y por enésima vez, corroboro que mis esperanzas se hunden en la fangosa ciénaga de la desesperación.

Tal vez para ustedes, conocedores del paño color obispo que llaman al periódico “el pasquín morado”, se trate de una nueva “andanza del cronista militante”. Sin embargo, no puedo dejar de ver en ese redactor a un colega y temo esté siendo castigado con una fusta, como las que se utilizan para dirigir al caballo en un círculo, con el objeto de producir escritos ajenos a la gramática española.

Esas son las razones por las que en esta oportunidad, he dejado dolorosamente a un lado los deseos de sorna para recordar unas pocas sugerencias de sintaxis provenientes de la Real Academia Española, a quienes se ven obligados a relatar lo que ocurre en el Honorable Consejo Superior semana tras semana.

El exceso de adjetivaciones no resulta aconsejable si lo que se desea es generar un efecto de verosimilitud en sus destinatarios, por el contrario, la sensación de sus lectores es que existe una marcada evidencia para sostener cierta animosidad en la narración (aunque supongo que lo de “novel” puede ser una referencia oculta a cierto funcionario del Sr. Intendente de la Ciudad y a la vez, profesor influyente de la unidad académica en cuestión). Tampoco está bien visto, repetir vocablos como es el caso “de de” a menos que esté invocando el alma difunta de Douglas Glenn Colvin, quien era conocido popularmente como “Dee Dee Ramone”.

14331122_10153709988492016_821869901_n

Nuestra lengua materna debe su fama mundial a la diversidad de términos que alberga, lo cual debería contar como razón suficiente para reemplazar con sinónimos cada vez que sienta se está atorando de cacofonía como puede observarse en “los contratados que tienen contratos”, “el nuevo equipo de gestión que intenta plantear nuevos criterios” o en “designación, a quienes se les asignaba”.

No obstante, lo que ha llamado poderosamente mi atención es la carencia absoluta de reglas gramaticales para construir párrafos con oraciones subordinadas, ya sean de naturaleza sustantiva, adjetiva, adverbial, implícitas y explícitas como consta en el siguiente gráfico.

14302858_10153709988862016_1050037491_n

He llegado aquí conmovido y tal como lo anuncié al comienzo, no deseo que nadie contemple estas líneas como un ejercicio de cinismo o peor, como algo que mueve a la risa. Por tanto, acerco la versión digital de las reglas sintácticas para que tanto los cronistas que sirven al Obispo como el periodista terrateniente del matutino cordobés, se valgan de ellas y hagan loas a nuestra magnífica lengua castellana sin olvidar que son guerreros de la pluma como quien suscribe y que nunca debemos permitir que por nuestra ignorancia de la gramática, la sintaxis o la ortografía se arruine una operación política de prensa.

Suyo,

Nicetas Choniates