“La dimensión desconocida” o “El túnel del tiempo” o “El futuro llegó (hace rato)” o “Distopías en la calle Trejo”

Todavía existen reductos en nuestra Casa de Altos Estudios donde la dimensión temporal adquiere significados extravagantes. Lejos de la fortaleza que se erige tras el Parque de las Tejas, en la zona jesuítica por excelencia, los tiempos verbales encarnan pretéritos desconocidos para el resto de los mortales que solo esperamos, se haga justicia.

Como extranjeros en el feudo del Conde Parcival y protegidos por el ius gentium a la sombra del Obispo Trejo y Sanabria, recorremos los pasillos patrimonio de la UNESCO y nos cruzamos tentados por una ambiciosa presentación acerca del porvenir que se anunciaba por el mes de mayo del corriente año. Decía:  

EL FUTURO YA LLEGÓ. INSTALAMOS EL PRIMER PROYECTOR EN NUESTRA FACU

Proyector Derecho FM

Hoy dimos un paso histórico en nuestra Facultad. Instalamos el primer proyector en el aula 31 para modernizar los mecanismos de enseñanza y continuar con las mejoras en la infraestructura de las aulas. Éste va a ser el primero de muchos más que vamos a ir sumando a través de la iniciativa #YoAportoAMiFacultad en donde egresados de nuestra Facultad aportan su granito de arena para concretar estos importantes avances. Agradecemos al Dr. José Cafferata Nores, primer aportante del proyecto, que donó este primer proyector para ser instalado. “Pepe” se graduó en 1969 y es actualmente profesor Titular de Cátedra de Derecho Procesal Penal.


Corrían los últimos vestigios del otoño del 2016 y la Franja Morada nos anunciaba que en ese momento, la llegada del futuro a sus claustros se producía de la mano de un equipo inventado por Eugene Dolgoff en 1984 (En la redacción hemos apostado 100 chelines a que usted, querido lector también se acordó de Orwell).

Pocos pasos más y la distopía parecía aumentar el nivel de beligerancia que pretendía arrebatarle el futuro a la representación gremial estudiantil color morado. Con solo voltear la mirada hacia la izquierda, La Revuelta en La Bisagra que contratacaba con otra  iniciativa vintage y el mismo slogan:

El futuro ya llegó revuelta

La Tarjeta de Descuento Universitario (TDU) es una herramienta que impulsamos  desde La Bisagra, para que todos los estudiantes de la UNC tengamos la oportunidad de acceder a descuentos, promociones y beneficios en distintos locales comerciales, de diversos rubros tales como verdulerías, carnicerías, farmacias, fotocopiadoras, librerías, bares, deportes, servicios, ropa, peluquerías, entre otros.

Pero está claro que esos frutos salieron de algún patético árbol y salimos a buscarlo, no tuvimos que hacer mucho para enterarnos que el año pasado el profesor Efraín Hugo Richard donó a la facultad su biblioteca y los muebles de su escritorio, las autoridades aceptaron la donación para hacer una “recreación del espacio personal de trabajo” de Richard en la biblioteca de la facultad. Es muy llamativa la lista de las cosas donadas, entre las que se destacan “un saco de pana forrado con tres botones”, “una corbata de seda” y “un par de chinelas de cuero de carpincho”(¡¡¡¿¿¿???!!!)
Se armó una “Biblioteca Museo” que está instalada para que la vean los profesores, alumnos, visitantes y público en general.

El profesor Richard nació en 1933, es director del Instituto de Derecho Comercial de la Facultad y nos preocupa en demasía que a su avanzada edad haya enfrentado este crudo invierno cordobés en las cercanías del Nuevo Centro desprovisto de sus abrigadas chinelas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s