El año en que coincidieron las décadas

Si a usted le llega una pomposa invitación que reza lo siguiente:

“La Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UNC, conjuntamente con la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Católica de Córdoba, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria – INTA- y la Bolsa de Cereales de Córdoba, han organizado un festejo conjunto para celebrar medio siglo de trabajo, que tendrá lugar el miércoles 17 de agosto a las 18.30, en la Sala de las Américas del Pabellón Argentina.”

Y usted, querido lector, es cualquier ingenuo que anda por la vida en busca de horizontes en los que asombrarse -como quien suscribe-, usted podría pensar -como nosotros– que estábamos frente a un llamativo hecho porque las cuatro (4) instituciones habían sido fundadas el mismo año.

Así, recapitulamos e investigamos -porque tanta memoria no tenemos- acerca de ese misterioso 1966 en que las sendas habían conducido a homenajear a la diosa Ceres con semejante sincronía. Si inclusive el Obispo, vocero oficial ultraconrerista, sostuvo que se trataba de una feliz coincidencia la fecha de creación de las 4 instituciones.

Ese año 1966, el mismo en que comenzaba a revolucionarse China, que los soviéticos hacían sus primeros palotes en el Espacio, el año en que Mitterand mostró que su nombre iba a quedar en la historia, el año que huele a Viet-Nam y a Salvador Allende… pero como hay gente que cuando te dice “buen día” te obliga a buscar el paraguas, nos vimos compelidos a corroborar esa información y olvidar por un rato las manifestaciones contra Lyndon Johnson que atraían las miradas del mundo. Efectivamente, comprobamos que por estas latitudes, la FCA de la UNC, fue creada en 1966 como Instituto de Ciencias Agronómicas, algo que ya sabíamos desde que el decano terrateniente paseó su gringuitud a bordo del patrullero de la provincial. También en 1966 se creó una cámara arbitral que sería el embrión de la Bolsa de Cereales de Córdoba. Sin embargo, el INTA fue fundado en el año 1956 por medio del decreto ley 21.680, y la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UCC en un confuso lapso comprendido entre 1965 y 1975.

unnamed

Entonces sospechamos que el exitoso resultado obtenido por la Dra. Carolina Scotto con “Los 400 días hacia los 400 años” habría obsesionado al Ing. Agr. Marcelo Conrero sobre la posibilidad de aprovechar los aniversarios para fortalecer su proyección política. Sin embargo, también en el fangoso terreno de la especulación -porque si se permiten hacer coincidir aniversarios con una década de diferencia ¿Por qué no imaginar acerca de lo que pasa por la cabeza del decano terrateniente?- la ambición lo habría llevado a forzar un poquito las fechas y terminó arrastrando a las demás instituciones al papelón, aunque llamó la atención que algunas serias como el INTA, se prestaran a esta maniobra.
Los gestos de los convidados de piedra a los festejos para la figuración de Conrero se volvieron más adustos a medida que la fiesta avanzaba, no sólo porque todas las luces y los micrófonos insistían en resaltar su protagonismo, sino porque las consignas del encuentro: “Sustentabilidad social, ambiental y económica” no se podían encontrar en actividades previas de la FCA del UNC. Este novedoso posicionamiento más bien parecía un forzado maquillaje para ocultar el papel que las más altas autoridades de la Facultad habían jugado para facilitar la instalación de Monsanto en Malvinas Argentinas. En este accionar se habían destinado esfuerzos y recursos para que de manera oficial la UNC jugara su prestigio para corregir y justificar las barrabasadas que el Ing. Agr. Jorge Dutto había hecho de manera redituablemente privada, al mismo tiempo se habían llevado de las narices a la UNC a un conflicto que contradecía muchas declaraciones previas de la Universidad contra Monsanto.
Sobre el final de los fastos, que resultaban tan ordinarios como todo evento que celebra que una institución tenga inevitablemente su aniversario una vez al año, algunos de los invitados empezaron a sospechar si no los estaban usando para lavar la mugre de tantas energías puestas para salvar un negociado (cuyos responsables decidieron abandonar frente a la resistencia de la gente) con esta repentina preocupación por la sustentabilidad.

Atentamente,

Nicetas Choniates

 

Anuncios

4 comentarios en “El año en que coincidieron las décadas

  1. Pingback: Buenos muchachos | Revista Eco

  2. Pingback: El rol (omnímodo) de los medios | Revista Eco

  3. Pingback: Siempre fui menos que mi reputación | Revista Eco

  4. Pingback: La celebración | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s