Prunus-i (fem) Ciruelo (*)

Prunus

En 1957 Ingmar Bergman estrena “Smultronstället” (Fresas silvestres), una película que narra el viaje en auto del anciano profesor Isak Borg que se dirige a recibir un Honoris Causa acompañado de su nuera. En el camino, se acercan al hogar de su infancia y el profesor aprovecha para recoger fresas silvestres que le recuerdan por su aroma al amor de su vida, ese amor que nunca se atrevió a vivir. En ese instante, el director sueco sintetiza el sentido de Smultronstället: el renacer de las flores con la llegada de la primavera pone de manifiesto las oportunidades perdidas, la frialdad que ha guiado su existencia, el inevitable vacío de una vida despojada de pasión.

Cuarenta años más tarde, quizás como un homenaje a Bergman, Abbas Kiarostami filma “طعم گیلاس” (El sabor de las cerezas) donde Badii atraviesa Teherán buscando alguien que a cambio de una suma de dinero, le ayude a suicidarse –o mejor, lleve a cabo el entierro luego del acto-. A través de diálogos poco floreados con tres personajes, un turco taxidermista se dispone a colaborar con su causa y le comenta los avatares de su propio intento de suicidio al que no se atrevió porque gracias al aroma de las cerezas recién cosechadas, eligió continuar viviendo.

Lo dulce y lo agrio definen el sabor de la cereza: las tentaciones y las decepciones, las alegrías y los miedos, los matices de la existencia.

 

(*) Postales UNC Por Diotallevi Garamond

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s