Las aventuras de Parzival Libro I

Buch-kaiser-sigismund-L09740-26-lr-5.png

Salido de un cantar épico del siglo XII, nuestro caballero Parzival recorre los pasillos jesuitas de la cuatricentenaria Casa de Altos Estudios en busca de aventuras. Aquí nuestros juglares darán testimonio de algunas de sus proezas porque el ritmo en que cabalga nos obliga a parcializar la narración en varios libros.

 

El Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira usa indistintamente su despacho de Vicerrector de la Universidad Nacional de Córdoba, el de la Avenida Colón de abogado litigante y el de Decano de la Facultad de Derecho. En este último es donde se siente más cómodo, al menos es en el que más fácilmente se lo encuentra. Ahí el polifuncional abogado entró gesticulando como solo él sabe hacerlo y a los gritos expresó: “Se acabó, con esos mocosos no se puede acordar nada” e inmediatamente se puso a armar una lista que compitiera con la audaz alianza que acababa de enterarse que impulsaban los radicales.

La Franja Morada, envalentonada por el triunfo en la asamblea y por el apoyo de Juri, quería aprovechar el contexto para marcarle la cancha al Vicerrector -el eterno Parzival que transita por los pabellones cuatricentenarios- y por eso se negó rotundamente a que un candidato de ese espacio encabezara la lista de consiliarios en un gran acuerdo oficialista. Los radicales sumaron a los eternos referentes del PUPO (Partido Único Permanentemente Oficialista) y a varios de sus enemigos históricos, todos parte del Delasotismo. A esta altura de la soirée el pragmatismo reinante hizo costumbre no mirar pecados de juventud.

Con este hecho consumado, la disputa se trasladó a la Facultad de Derecho, donde el radicalismo priorizó derrotar a Yanzi por sobre sumar consejeros propios. Sabiendo que no es fácil vencer en su territorio a un vampiro, Franja Morada puso a la cabeza de su lista a una abogada íntimamente ligada a Unión por Córdoba; Miriam Capone, quien fuera Directora de Asuntos Legales Municipales bajo el ala del Ministro Carlos Caserio, y que cuenta con acusaciones por contrataciones sospechosas por la Municipalidad de Brickmann. Este armado incluye otros sectores allegados a Llaryora como Juan Manuel Cid, además de la fracción del Colegio de Abogados liderada por Alejandro Tejerina. “Los sapos son grandes pero el objetivo también”, dijo un abogado que supo ser funcionario de la exrectora Carolina Scotto.

Anuncios

4 comentarios en “Las aventuras de Parzival Libro I

  1. Pingback: Las aventuras de Parzival Libro II | Revista Eco

  2. Pingback: Los sueños de Terzariol | Revista Eco

  3. Pingback: Desgracias de Parzival (Libro III) | Revista Eco

  4. Pingback: Espiral de engendros | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s