Puertas Calientes

juri-rector-unc

Una vez abierta la jarra que traía Pandora, se sucederán todas las desgracias.

Inmediatamente después de  la derrota sufrida en la última Asamblea Universitaria, las huestes de Francisco Tamarit debieron enfrentar las elecciones de consejeros docentes con un destino ya anunciado.

En la mayoría de las facultades se mantuvieron las correlaciones de fuerza bastante similares a los últimos años pero las principales modificaciones se produjeron donde los más cercanos operadores del ex rector  tuvieron un rol preponderante.

En la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño (FAUDI) el desplazamiento de Mariano Faraci, viejo referente de Cambio Universitario, permitió una victoria inesperada para el anterior oficialismo. Sin embargo, no corrió la misma suerte el resto de los compañeros de aventuras de Tamarit.

Las performances de las candidaturas impulsadas por Carmen Visvisián en la Facultad de Odontología, la que fuera bendecida por Silvia Barei en la Facultad de Lenguas y la de Alberto León en la Facultad de Agronomía, empañaron cualquier festejo. Hilando más fino, en la Facultad de Lenguas, no ingresó el ex Secretario de Relaciones Internacionales, Guillermo Badenes, y en Agronomía, quedó a la intemperie el ex Secretario de Asuntos Estudiantiles, Gustavo Soto.  

Los comicios en la Facultad de Ciencias Agropecuarias (FCA) despertaron al menos alguna suspicacia para quienes puedan escrutar lecturas fuera del éjido universitario. El Ing. Gustavo Soto estuvo a pocos votos de ingresar pero al punteo de padrón, se registraron numerosas ausencias de votantes considerados propios, de los cuales más de la mitad fueron de la cátedra equipo del Ministro de Ciencia y Tecnología de la Provincia, Walter Robledo, incluido el propio Ministro.

Acertadamente, nadie interpretó que fuera una casualidad pero las lecturas y opiniones de los mortales no son unívocas: hay quienes entienden las ausencias como un signo emergente del histórico pacto entre el Panal y el Palacio 6 de Julio; otros piensan que el acuerdo fue mucho más puntual y personalizado, señalando la sólida y añeja relación entre el ministro Robledo y el director de los SRT Manuel San Pedro.

Ya despojado de toda investidura, nadie disimula que León no logró consolidar una fuerza capaz de competir en su propia unidad académica durante sus años de gestión. Quizás los próximos años lo recuerden al ex Secretario General como el hijo de Esparta que contra los augurios se inmoló ante una derrota anunciada y la historia pueda decir:  “Oh, extranjero, informa a Esparta que aquí yacemos todavía obedientes a sus órdenes”.

Anuncios

2 comentarios en “Puertas Calientes

  1. Pingback: The night is dark and full of terrors | Revista Eco

  2. Pingback: Volver (por el canal) | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s