La cabalística de Terzariol: 20+1 para la fiesta

Roberto Terzariol infló su pecho y exhaló con alivio. Acababa de confirmar que la mayoría especial que se requería para ser nombrado Secretario General por el Honorable Consejo Superior (HCS) consistía en la mitad más uno de los miembros y no en los dos tercios, como, maliciosamente, le habían insinuado que era necesario.

Todo esos días habían sido de incertidumbre y la tensión del momento le había jugado una mala pasada. En el exacto momento en que el Ingeniero tenía que mostrarse como plural y componedor, sus esbirros de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (FCEFyN) habían intentado reprimir una actividad de la agrupación estudiantil La Varsavsky por el día de la Verdad, la Memoria y la Justicia. Justamente en esta Universidad Nacional de Córdoba (UNC) de los 400 y pico de años, preñada de progresismo y corrección política. Todo derivó en un sofocón para Terzariol en el Honorable Consejo Superior, donde tuvo que recoger piolín y pudo surfear la situación gracias al auxilio del rector que compartió parte de la responsabilidad.

No fue el único que tuvo una sensación de alivio. Para los radicales es menos costoso ser parte de una mayoría silenciosa que apoya la propuesta del rector sin mayores riesgos, que tener que salir a conseguir uno a uno los votos para que la primera iniciativa del Dr. Juri no naufrague en el Consejo Superior. Demasiado daño ha hecho en la imagen que la Franja Morada tiene de sí misma, la decisión de votar al Dr. Pedro Yanzi Ferreyra como Vicerrector, después de una vida enfrentándolo; como para tener que salir a defender un candidato que es sindicado como autoritario, misógino y discriminador. En definitiva, no son más que 21 votos, una cantidad humilde para los éforos  y un gran desafío para el Ingeniero.

Anuncios

4 comentarios en “La cabalística de Terzariol: 20+1 para la fiesta

  1. Pingback: The night is dark and full of terrors | Revista Eco

  2. Pingback: La peste y la cólera | Revista Eco

  3. Pingback: Esta noche no me pidas nada | Revista Eco

  4. Pingback: Los sueños de Terzariol | Revista Eco

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s