Los sueños de Terzariol

 

los sueños de

Canta, oh musa, la ira que nubla la razón y tienta la desmesura.

Primero hubo un escándalo y luego, la tensa calma que aprobó sobre tablas la designación de Roberto Terzariol como Secretario General esa mañana brumosa de martes en que el Honorable Consejo Superior sesionó con una calculada ausencia del vicerrector quien llegó una vez que la votación estaba consumada.

El calendario electoral, suponía un desafío para demostrar los dotes que habían llevado al Ingeniero hasta ese cargo y esperó con ansiedad las elecciones de consejeros y consiliarios por el claustro de egresados para poner en evidencia su poderío en el territorio y demostrar sus dotes como operador político extramuros.
Los dioses le susurraban en sueños que para conseguir el primer objetivo debía incorporar al padrón a todos los asociados de los diferentes colegios profesionales. Que el reglamento indicara que cada egresado debía pedir su inclusión de manera individual con un formulario que es un anexo del mismo reglamento, no le importó, después de todo ¿Quién es un Secretario General para cuestionar la voluntad suprema de los dioses? Si no había tenido problemas en hacerse cargo de la Secretaría General con los votos justos, cuánto podría de preocuparle que la Junta Electoral y la de Apelaciones le dieran la razón sin ningún argumento y por la diferencia mínima.
Su otra apuesta era convencer a su aliado en las elecciones del 2014, el Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira, que diera la orden inapelable a su gente de votar la Lista de Patricia Altamirano para consiliarios y de esa manera esperaba arrimar el puñado de votos que entendía le aseguraban el segundo lugar a Avanzar y dejaba fuera del Consejo Superior a Claudio Orosz.
Intramuros, en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales,  Épica -histórico adversario de Terzariol (bueno, una historia de los pocos años que pasaron desde que se peleó con ABM por un vuelto)- garantizó holgadamente su consejero, dejando un panorama bastante ajustado para la próxima elección de Decano. Como si no hubiera sido suficiente, de los 458 votos que obtuvo la lista del oficialismo de Derecho para consejeros, sólo 7 cortaron para apoyar a Avanzar en consiliarios. Parece que no solamente los muchachos de Agro le juegan sucio al Ingeniero, ésta fue la segunda en un mes del Vicerrector.

En los próximos años, el 26 de mayo no será fecha en que el Decano de Ingeniería y Secretario General encuentre una buena excusa para descorchar. Quizás los susurros de los dioses en sueños no sean compatibles con las tradiciones vernáculas de locro.

Rotunda obsecuencia del pasquín para el oficialismo

Comentarios -en rojo- de nuestro incansable colaborador ad honorem Nicetas Choniates quien -dado su empeño por venerar el buen uso de las palabras– está revelando su decano favorito.

-He´s behind you, Bishop–  

Se desarrolló ayer en la UNC la tercera ronda de comicios del proceso de renovación de los miembros de los distintos cuerpos colegiados de la Universidad y las 13 unidades académicos Del latín “unitas-atis (3° imparisílabo)” género femenino, en español lleva la desinencia “a” y dado que se trata de plural, corresponde: “as”. Repita 10 renglones: son unidades académicas y nunca unidades académicos. Fue el turno de los graduados, que definían al cierre de esta edición Alrededor de las 21:00 horas, estaban los resultados de la elección ¿A qué hora cierran la edición? ¿No conviene extenderle aunque sea un viático de pan relleno y café al cronista para que se quede hasta el final del escrutinio en días de elecciones? el color de tres escaños en el Consejo Superior y de dos bancas en cada Consejo Directivo.
Los guarismos conocidos al cierre de esta edición ¿Otra vez reitera que era el cierre de la edición? El inconsciente le está jugando una mala pasada, ya entendimos que quiere volver a casa proyectaban un abultado bulto Nuevamente, interprete en el diván esas manifestaciones que cualquiera se tienta de hacer comentarios al respecto del oficialismo, que colocaba al menos dos Lástima, esperaban tres (3) miembros propios en el Consejo Superior, con su lista denominada Graduados Rumbo al Centenario, en alusión al aniversario de la Reforma Universitaria que se celebrará en 2018.
Por su parte, la lista pan-kirchnerista Egresados por la Universidad Pública pugnaba por mantener un representante y evitar así una unanimidad oficialista ¿Es una crónica “al cierre de la edición” -disculpe el chascarrillo pero lo merece- o una nota de opinión? Para no destilar subjetividad, la próxima vez puede incluir frases como por ejemplo: “que el tercer representante fuera de Avanzar”. De nada. , con un desempeño contundentes en las dos nuevas Facultades (Ciencias de la Comunicación y Ciencias Sociales, que solo votaban para Consejo Superior por no tener aun Consejos Directivos propios), mientras que la alianza Avanzar parecía quedar fuera del cuerpo de gobierno.

Consejos Directivos
En Ciencias Médicas, la lista articulada por el decano Marcelo Yorio, junto a su predecesor Gustavo Irico y su secretario general Rogelio Pizzi logró mantener las dos bancas de consejeros graduados.
Los referentes del radicalismo universitario, Marcelo Conrero y Jhon Boretto, decanos de Ciencias Agropecuarias y Ciencias Económicas respectivamente, crecieron por igual en sus Consejos. Cada uno comandaba una banca de graduados, pero a partir del próximo 1 de junio podrán contar con dos votos propios cada uno en dicho claustro. Las listas opositoras, de La Mella y La Bisagra respectivamente, quedaron fuera de dichos Consejos.
La decana de Lenguas, Elena Pérez, logró un cambio rotundo en su Consejo, en el que actualmente participan dos graduados de La Mella. La lista oficialista obtuvo las dos bancas para su lista y evitó así que los graduados de la agrupación Aiel (La Mella) entren al Consejo Directivo.
Los mejores resultados de la oposición kirchnerista se exhibieron en Famaf, donde sin embargo la cantidad de votantes no llegó a las 30 personas, Ciencias de la Comunicación y Ciencias Sociales. Sin embargo, Repite el conector dos veces en veinte (20) palabras. Para las próximas crónicas le recomendamos los sinónimos más comunes: pero, no obstante, empero, más. al no encontrarse normalizadas hasta el momento, estas dos unidades académicas no aportan consejeros para las próximas Asambleas Universitarias en las que podrían modificarse el sistema político y el Estatuto de la UNC.

Disputa por el liderazgo opositor
Los comicios de ayer no solo eran analizados por los observadores universitarios por la futura integración de los cuerpos colegiados de gobierno, sino también por la clara disputa entre los distintos sectores que pugnaron en la Asamblea del pasado 19 de marzo.
Los tres candidatos de entonces avalaron sendas listas de consiliarios, con una ya predicha ventaja para el actual rector Juri. Sin embargo, su antecesor Francisco Tamarit y la exdecana Patricia Altamirano medían sus fuerzas de oposición en la competencia por las bancas de graduados.
Los guarismos provisorios disponibles al cierre de esta edición auguraban un mejor desempeño de la lista kirchnerista por sobre la alianza Avanzar de Altamirano. 
Ya dijiste que te estabas yendo antes de las 21, no obstante (véase como se utiliza en lugar de su tan recurrente “sin embargo”) mucho antes ya se sabía que el resultado no era parejo. De hecho fueron dos (2) bancas para Avanzar y diez (10) para Egresados por la Universidad Pública.

Gutemberg non presta (*)

médicas

Obsérvese el orden en que constan nombres y apellidos de los candidatos y la alteración en el caso del primer suplente. Sí, les gusta romper la lógica.

derecho

Los abogados se habrían tomado excesivamente a la tremenda la obligación de “la letra chica” propia del derecho privado.

Graduados HCS

Otra vez rompiendo el orden de nominar por nombre y apellido o apellido y nombre pero en esta ocasión, el caso de la tercera suplente. Probablemente, los hábitos hippies de la burocratización en los trabajadores sociales sean lo que los Egresados por la Universidad Pública trataron de denunciar entre líneas.

Eco

Siempre supimos que la influencia de Poseidón (Ποσειδῶν) es tentadora pero antes de hacer caso a las observaciones del dios de los mares conviene consultar a un diseñador gráfico.

posidón

Al cierre de esta edición, el dios “agitador de la tierra” reclamó libaciones que serán placenteramente consumadas -Ruttini mediante- por este humilde servidor.

(*) Corrigió amablemente, el estudiante y desocupado en busca de un conchabo Nicetas Choniates.

Las aventuras de Parzival Libro II

II

Continúan las andanzas de Parzival rumbo a rescatar el Santo Grial o pergeñar una treta para las elecciones de graduados, da igual. 

Se sabía que nadie le iba a ganar en audacia a Yanzi. Inmediatamente y gracias a la celeridad que otorga la telefonía móvil, pergeñó una lista que bien podría ser cuadrilla para rescatar el Santo Grial. Los nombres que comparten cartel son Pablo Reyna, Procurador del Tesoro en la Provincia, un ramplón graduado de derecho, que debe su fama exclusivamente  a su rol en Unión por Córdoba y el funcionario del PRO parte de la gestión de Javier Ramón Mestre en la Municipalidad: Tomás García Faure, metiendo una cuña en la relación entre el intendente y el decano de Facultad de Ciencias Económicas, Jhon Boretto.

Además, el Vicerrector bajó su lista de consiliarios, por lo que ahora recibe en alguno de sus múltiples despachos a los operadores que compiten por los centenares de votos para el Consejo Superior que serían votos en blanco. Un caballero jamás pierde la compostura ni el arte de combinar corbata y pañuelo aunque se le escurran algunos votos.

Los radicales creen que los vasos comunicantes entre los sectores de UPC que participan en ambas propuestas pueden llevar votos para su lista, pero el flamante Secretario General estrenará su muñeca política intentando llevar votos a la lista armada por Patricia Altamirano con el objetivo de impedir la renovación de la banca de Claudio Orosz. El Ing. Roberto Terzariol cultiva una notable antipatía por el abogado de Derechos Humanos, fruto de las posiciones antagónicas que tuvieron en los años que compartieron en el Consejo Superior. Además, sabe que si la filosa verba histriónica de Orosz ya le generaba problemas mientras estaba contenido por las responsabilidades de su condición de oficialista, es seguro que ahora como opositor será un gran dolor de cabeza que lo obligará a tener paciencia y tolerancia, atributos que no le sobran al flamante Secretario General.

Las aventuras de Parzival Libro I

Buch-kaiser-sigismund-L09740-26-lr-5.png

Salido de un cantar épico del siglo XII, nuestro caballero Parzival recorre los pasillos jesuitas de la cuatricentenaria Casa de Altos Estudios en busca de aventuras. Aquí nuestros juglares darán testimonio de algunas de sus proezas porque el ritmo en que cabalga nos obliga a parcializar la narración en varios libros.

 

El Dr. Ramón Pedro Yanzi Ferreira usa indistintamente su despacho de Vicerrector de la Universidad Nacional de Córdoba, el de la Avenida Colón de abogado litigante y el de Decano de la Facultad de Derecho. En este último es donde se siente más cómodo, al menos es en el que más fácilmente se lo encuentra. Ahí el polifuncional abogado entró gesticulando como solo él sabe hacerlo y a los gritos expresó: “Se acabó, con esos mocosos no se puede acordar nada” e inmediatamente se puso a armar una lista que compitiera con la audaz alianza que acababa de enterarse que impulsaban los radicales.

La Franja Morada, envalentonada por el triunfo en la asamblea y por el apoyo de Juri, quería aprovechar el contexto para marcarle la cancha al Vicerrector -el eterno Parzival que transita por los pabellones cuatricentenarios- y por eso se negó rotundamente a que un candidato de ese espacio encabezara la lista de consiliarios en un gran acuerdo oficialista. Los radicales sumaron a los eternos referentes del PUPO (Partido Único Permanentemente Oficialista) y a varios de sus enemigos históricos, todos parte del Delasotismo. A esta altura de la soirée el pragmatismo reinante hizo costumbre no mirar pecados de juventud.

Con este hecho consumado, la disputa se trasladó a la Facultad de Derecho, donde el radicalismo priorizó derrotar a Yanzi por sobre sumar consejeros propios. Sabiendo que no es fácil vencer en su territorio a un vampiro, Franja Morada puso a la cabeza de su lista a una abogada íntimamente ligada a Unión por Córdoba; Miriam Capone, quien fuera Directora de Asuntos Legales Municipales bajo el ala del Ministro Carlos Caserio, y que cuenta con acusaciones por contrataciones sospechosas por la Municipalidad de Brickmann. Este armado incluye otros sectores allegados a Llaryora como Juan Manuel Cid, además de la fracción del Colegio de Abogados liderada por Alejandro Tejerina. “Los sapos son grandes pero el objetivo también”, dijo un abogado que supo ser funcionario de la exrectora Carolina Scotto.

Esta noche no me pidas nada

Terzariol

Las autoridades de la UNC informan sobre la elección de Terzariol con el mismo desgano que lo proponen (*)

 

TERZARIOL, SECRETARIO GENERAL DE LA UNC

La candidatura de Roberto Terzariol fue presentada oportunamente Tan oportuno que se trató sobre tablas y sin ningún expediente que lo propusiera, pese a que hace un mes saben que tienen que designarlo por el rector Hugo Juri. Consultado sobre su nueva función, el nuevo Secretario General No está bueno usar nuevo y nueva en el mismo renglón (sobretodo con un adjetivo que tiene tantos sinónimos) destacó que estará centrada en acompañar y apoyar la gestión del Rector desde las áreas administrativa, jurídica y política Toda una definición que destaca por lo clara, precisa y concreta. 

Asimismo, señaló que los principales desafíos en torno a su trabajo se vinculan con implementar  en la universidad  una nueva estructura orgánica, así como acercar y vincular más estrechamente a la UNC con el conjunto de la sociedad, incorporando a representantes de la sociedad civil en el Consejo Superior. No es recomendable usar vinculan y vincular en el mismo párrafo. Otra vez, use sinónimos. 

Terzariol se desempeña actualmente como decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y es vicepresidente de la Confedi (Confederación de Decanos de Ingeniería) de Argentina.

El flamante funcionario egresó de la Universidad Nacional de Córdoba en 1981 No estaría de más decir de qué se graduó, y se graduó como especialista En todo caso se especializó que es un tracto post graduación (redacta gacetillas para una Casa de Altos Estudios, téngalo en cuenta al momento de precisar si se trata de una formación de grado, posgrado o pregrado) en Ingeniería Estructural y Geotécnica en la Universitá di  Roma “La Sapienza” en el año 1984. Es Profesor Titular del área Geotecnia de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. En la misma ¿En el área o en la facultad? fue Secretario Académico de Investigación y Posgrado, Director de Departamento de Construcciones Civiles, y miembro del Consejo Académico. Además, imparte cursos para maestrías y doctorados, y es miembro de agencias de Ciencia y Técnica, presidiendo comités de evaluación Si hubieran hecho un expediente anexando un breve curriculum vitae del Ingeniero Terzariol podrían haber informado con mayor precisión acerca de sus antecedentes académicos. Asimismo, se desempeñó como consultor independiente e integrante de la firma Inarco (1981/82) como ingeniero junior en el sector Geotecnia. Participó en estudios de suelos y diseño de estructuras y fundaciones para edificios en altura, puentes, plantas industriales, edificios públicos, líneas de alta tensión, centrales de generación eléctrica, entre otros Vide supra

 

(*) Nicetas Choniates

Winter is coming

JB

Casi mediodía neblinoso de domingo en Nueva Córdoba. La brisa fresca y el sol ausente anticipan que el invierno está llegando como una metonimia inevitable.  

Mediodía de otoño en el bar de la ciudad que quiso emular a la septentrional Milano. El café perfectamente tirado -como se espera que ocurra el día justo en el momento indicado-  y la edición de Página/12 sobre la mesa.

El flaneur tenía la seguridad de que nada ni nadie podían empañar ese momento de deleite pero su esbelta imagen al viento nunca imaginó que todo podía aún mejorar. El aroma del café recién molido invadía los sentidos mientras los dedos hurgaban a desgano el matutino. Uno de los periodistas más característicos de ese diario, insospechado de oficialismo, dedicaba dos párrafos de su nota principal al elogio de la trayectoria del Dr. Hugo Juri. Luego de ver el título de la nota de Mario Wainfeld “Conciencia de Clase”, no esperaba encontrarse con las dos menciones que leía y releía:

Para los memoriosos, el cuadro evocó al juramento de Ricardo López Murphy como ministro de Economía de la Alianza, en marzo de 2001. López Murphy fue mucho más ovacionado entonces que Macri ahora anunciando un plan de ajuste feroz, que clavaba los dientes en las universidades. En aquel remoto entonces, se produjo un cisma en el oficialismo. Renunciaron ministros boinas blancas fieles a la mejor tradición radical, a la Reforma Universitaria. Federico Storani de Interior, Hugo Juri de Educación. Eran otros tiempos, fue tal vez un adiós digno de un sector de la UCR.

“Cuando Macri shoteó al impresentable Juan Cruz Ávila y nombró Secretario de Políticas Universitarias al radical Albor Cantard, hubo alivio de rectores y decanos. Más allá de las banderías, era un ex rector de la Universidad Nacional del Litoral alguien de la comunidad, se imaginaba que obraría con coherencia. Por ahora no sucede. Habrá que ver si rectifica las políticas o si da un paso al costado decoroso como hizo en su momento el correligionario Juri.

Por fin alguien echaba luz sobre el perfil del hombre que él había ido a buscar al desván de la historia universitaria y dejaba en claro el carácter progresista/ reformista de su armado, ya que este había quedado muy diluido con el vicerrectorado del Abogado del Opus Dei Ramón Pedro Yanzi Ferreira y la Secretaría General de Roberto Terzariol. Imagen que se vio satirizada gracias a la prepotencia con que quisieron imponer sus caprichos en la primera sesión del Consejo Superior.

Cuando recordó ese momento, no pudo evitar que se le viniera a la mente el rostro desencajado del Rector durante esa sesión, de ahí a rememorar sus accesos de ira y sus decisiones intempestivas e inconsultas (como había sido su renuncia al gabinete de De La Rúa) hubo solo un paso.

Puso las manos detrás de la nuca y tiró los codos para atrás, estaba claro que el rumbo de sus pensamientos lo ponía nervioso. Aprovechó el permiso para fumar en las veredas de los bares y prendió un Parisienns después de mucho tiempo. Por enésima vez volvería a la costumbre que había dejado tantas veces. Masculló algo inentendible y empezó a preocuparse seriamente, al tiempo que el café ahora le parecía quemado. En su cuerpo sintió la presencia física del temor a que el Dr. Juri piense que la gran solución para el futuro negro que presagia la falta de apoyo del gobierno nacional sea repetir el gesto heroico del 16 de marzo del 2001.

Pasaba el mediodía. Era domingo y la neblina nunca terminó de disiparse.

Dos tipos audaces

the persuaders

Los ecos de la Asamblea para elegir nuevas autoridades de la Casa de Trejo no terminan de sonar por todos los recovecos. Aquella mañana gris y neblinosa del 19 de Marzo no solamente permanecerá en el recuerdo de muchos como el retorno de viejos armadores de los destinos cuatricentenarios, también grabó a fuego las maniobras desesperadas de los audaces por conseguir algo más que lo que habían asegurado de antemano con acuerdos non sanctos.

La figura de Patricia Altamirano siempre fue reconocida por propios -si es que existe esta categoría de su imaginario- y ajenos como de una intrepidez ejemplar que oscila sobre un precipicio de banquina. Sin embargo, según pudimos confirmar hace pocos días, sus bríos cobraron una nueva dimensión a media mañana del día que fue ungido el Dr. Hugo Juri como Rector, ocasión en que Patricia Altamirano demostró que podía exceder no solamente sus límites sino también sus reglas.

Hasta aquí, las interpretaciones; en adelante, los hechos: Luego de la primera votación, era sabido que los asambleístas de Sur y el MNR iban a honrar su histórica alianza con Jhon Boretto, con lo que el resultado estaba sellado. Lo que para muchos era una tragedia, para Patricia Altamirano y su fiel escudero Raúl “Gato” Gómez, era una oportunidad, por lo que se apersonaron con premura en el despacho del Rector en el Pabellón Argentina. Atrás habían quedado los reproches de la ex decana por haberse dejado embarcar en el indigerible proyecto político que lideraba Luis Juez de la mano del “Gato”, la sociedad para la aventura volvía a ponerse en marcha.

Los números eran lo suficientemente preocupantes como para que Tamarit no atendiera la necedad que se le pusiera sobre la mesa antes de naufragar en aguas turbulentas. Haciendo gala de su incansable sonrisa, Pancho escuchó incrédulo la “idea que se le acababa de ocurrir” a Gómez: “Si no hay manera de que juntes los votos para ser reelecto, la salida para que la derecha no vuelva a gobernar la UNC es que todos los votantes de Cambio Universitario voten a Patricia Altamirano”.

La respuesta de Tamarit estuvo a la altura del delirio; sin embargo, parece que no fue lo suficientemente contundente, ya que la autoproclamada líder del progresismo universitario está explorando ansiosamente la posibilidad de usar el mismo argumento para quedarse con la presidencia de Daspu.

La peste y la cólera

gargola
Canta, oh musa la ira que se apodera de la razón y tienta la desmesura.
Eran demasiados indicios en la lógica de Terzariol:  ¿Por qué la propuesta de su designación se trató sobre tablas y no tuvo un curso normal? Si el Honorable Consejo Superior aceptó  dar curso en el comienzo  de la sesión la renuncia de Alberto León y la designación de Jorge Dutto ¿No era lógico que debatieran también la suya? No había muchas explicaciones posibles. El decano de Exactas sabía que “los muchachos de Agro” están haciendo lo imposible para evitar designarlo Secretario General y reaccionó. 
La situación –pensaba- ya amerita confrontar directamente con el Rector y reclamar el cumplimiento de su promesa. La sesión del martes dejó demasiados resquemores en la desconfiada mente de Terzariol que esperaba ansioso fuera del recinto una votación que nunca iba a llegar.
Más tarde, Juri le aseguraría que nada de esto había sido maquinado por mentes diabólicas: nadie esperaba una amenaza de toma, ni los portazos que abroquelaron el curso normal de la agenda del día. Después de todo ¿Quién podía vaticinar  la discusión eterna sobre el organigrama? Pero una personalidad como la de Terzariol no se apacigua ante la simple palabra  del anciano líder: Sabía que Jorge Dutto deseaba ser quien estuviera a cargo de la Secretaría General durante el proceso de transición y, si era posible, durante las elecciones. Dicen los que rondan sin nombre por el Pabellón Argentina que los gritos retumbaron en todo el segundo piso  e incluso hasta en el vicerrectorado. La única forma de calmar al agitado Decano fue jurarle por los principios reformistas que se llamaría a una sesión extraordinaria el próximo martes, incluso antes de la comisión, para que nada ni nadie impida que esta vez sea designado. El “Gordo” espera que ésta sea la última vez que los muchachos le hagan de las suyas.

The night is dark and full of terrors

HCS

El debut de la  la alianza Juri-Yanzi Ferreyra en el Honorable Consejo Superior (HCS) no podía pasar desapercibido.

Los tópicos en agenda versaban sobre la modificación del organigrama, la aprobación del proyecto para que los estudiantes hagan trabajo solidario obligatorio y la designación de Roberto Terzariol como Secretario General.

Sin embargo nada de ello pudo ser posible. A medida que la tarde se iba convirtiendo en noche, casi como una tormenta perfecta o un nudo hecho por un boy scout, la sesión se desarrolló de tal forma que cada esfuerzo por encauzarla sólo lograba ajustar más el nudo que se ceñía en sus gargantas.

En limpio, el único ítem que el HCS llegó a debatir fue el proyecto de organigrama, luego de aceptar la renuncia de Alberto León como Secretario General y confirmar a Jorge Dutto como Prosecretario. Desde el comienzo, distintos sectores opositores -más de izquierda como La Mella, adoradores de la palabra como Tatián o incluso cuasi aliados de la alianza oficialista como Altamirano- expresaron la necesidad de que el proyecto volviera a comisión ya que la única reunión previa al respecto se había dedicado íntegramente a discutir el proyecto de Franja Morada sobre solidaridad estudiantil.

La primera torpeza fue solamente atribuible a la premura de Dutto -moderador de la sesión- por inclinar el escenario a su favor. Luego de los reiterados pedidos para volver a comisión la propuesta, decidió someter a votación una moción posterior de Juan Marcelo Conrero para cerrar la lista de oradores y votar el proyecto. Juri, que hasta entonces se había mostrado concesivo con la iniciativa de enviar el proyecto a comisión y simulaba sorpresa por la falta de espacio para la discusión, decidió retroceder sobre sus propios pasos y votar contra dicha decisión, aún cuando los números jugaban a su favor.

Esto terminó de detonar todo diálogo, radicalizando aún a los consiliarios de más bajo perfil, como Victoria Solis o Leandro Cagliero. La primera acusó abiertamente a Conrero de ser el “verdadero rector en las sombras” y Cagliero sencillamente le espetó al rector que su actuar era inaceptable  y “semejante nivel de torpeza” ameritaba abandonar el recinto con los demás consiliarios de la oposición.

Insuficientes fueron los forzados argumentos para convencer a quienes ya no se encontraban en el recinto de regresar y que vislumbren las bondades del proyecto. Ni siquiera la apelación al mayo francés de nuestra parissiene intellectuel preferida fue capaz de hacer creer a alguien que la inconsulta modificación no llegaba a buen puerto por culpa de la necedad opositora.

Cabe destacar el estilo eternamente impoluto de Jhon Boretto, decano de la Facultad de Ciencias Económicas. El Magister guardó riguroso silencio hasta ser directamente interpelado: Se limitó a recordar que el Rector tiene derecho a proponer un modelo de gestión y que en su paso como Secretario General de la Ex Diputada Scotto se había seguido una lógica similar. Quizás la falta de oposición de aquel entonces explicara mejor porque no hubo quienes abandonaran el recinto, aunque de ninguna manera justificaba su media sonrisa disfrutando de la escena.

Finalmente, la gestión estaba decidida a obtener la aprobación del proyecto que tantos costos políticos le había generado y evitar que la liga de decanos victoriosos siguiera rompiendo lanzas entre ellos. Sin embargo, el rumor de lo que sucedía en el HCS ya había corrido entre las agrupaciones estudiantiles y en el momento de votar la sesión fue interrumpida por cantos tribuneros recordándole a Juri que la última vez que tuvo responsabilidades institucionales, su gobierno tuvo que irse en helicóptero. Quizás, los fantasmas delarruistas lo decidieron a salir por la puerta de atrás, entre policías.